Málaga: LIBRES PIDE AL AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA QUE NO ABANDONE A LOS COMERCIANTES DE LA ALAMEDA AFECTADOS POR LAS OBRAS DEL METRO

Málaga
  • María de la Torre, candidata N2 a la alcaldía de Málaga por LIBRES, considera que el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Málaga ha dado la espalda a los comerciantes afectados por las obras del metro, pese a que su gran demora sea atribuible a la Junta de Andalucía

El partido LIBRES, a través de María de la Torre, su candidata N2 a la alcaldía de Málaga, ha denunciado el abandono a su suerte de los comerciantes de la Alameda afectados por las obras del metro por parte del Ayuntamiento de Málaga, aun cuando su dilatación en el tiempo fue responsabilidad directa de la mala gobernanza de los socialistas durante su mandato en la Junta de Andalucía. 

“La eternización de las obras del metro, justo por donde pasan, está suponiendo la propagación de un reguero de ruina con comerciantes damnificados, que se ven abocados a sacar su establecimiento de la Alameda con tal de no morir ahogados, ya que durante el periodo de obras, la afluencia de clientes se ha visto ostensiblemente mermada. Algunos decidieron cerrar su negocio, y otros, decidieron trasladarlo a una calle adyacente, lo más cercana con tal de causar la menor molestia posible a la clientela. Aún así, la incertidumbre es máxima y desconocen qué tiempo podrán aguantar bajo esta situación de desprotección e inestabilidad”, ha lamentado De la Torre.

Basta con pasarse por algunos de los locales de la Alameda Principal para comprobar la realidad de los hechos, donde es muy triste ver la delicada situación que ofrece el entorno, motivada por las dilatadas obras del metro. Así lo ha manifestado Juan Cantero, propietario del establecimiento Carlin, que tuvo que ser trasladado a calle Panaderos: “Mucho me temo que nos vamos a ver obligados a cerrar el negocio después de tres años en activo. Pese a que las obras del metro son responsabilidad de la Junta, lamento que todas las familias que se han ido arruinando por esta causa, no hayan contado con el apoyo, solidaridad y empatía de los dirigentes políticos del Ayuntamiento de Málaga. Ningún partido político, ni siquiera el señor De la Torre, alcalde de Málaga, se ha involucrado lo suficiente en los problemas subyacentes a la ejecución de las obras del metro. La librería Luces, después de 20 años, también se ha visto obligada a trasladarse. Prácticamente, el 80% de los negocios afincados en la Alameda han sido clausurados o están próximos a hacerloEs por esto que María de la Torre, acompañada por representantes de LIBRES, haya constatado cómo a lo largo de su visita, la mayoría de los comercios que han decidido resistir y seguir abiertos, permanecen prácticamente vacíos a lo largo del día, sin apenas afluencia de clientela. 

“El panorama de la Alameda es desolador. Bares, salones de belleza, etcétera, permanecen vacíos. No me lo explico, en vez de apostar por los autónomos y los pequeños empresarios, ya que en buena parte son los que impulsan el progreso de nuestra sociedad, el Consistorio está mirando para otro lado. Antes de ejecutar una obra de esta envergadura, la Junta debió calibrar cuáles serían las nefastas consecuencias, tanto para los residentes como para los comerciantes. Solo me queda añadir que LIBRES, partido político al que represento, se preocupará por los pequeños y medianos empresarios, por los autónomos y por los emprendedores, si llegado el momento, obtenemos el respaldo de los malagueños. Una ciudad, sin comercio, es una ciudad muerta”, ha concluido.