Madrid: La ex embajadora de Guatemala en Marruecos condecorada con el Wissam Alauita de la Orden de Comendador

España Internacional

La ex embajadora de la República de Guatemala en Marruecos, Mónica Renata Bolaños Pérez, ha sido condecorada en Madrid con el Wissam Alauita de la Orden de Comendador, que le concedió SM el Rey Mohammed VI.

La distinción real fue entregada a Bolaños Pérez por la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, durante un acto celebrado el lunes en la residencia del Reino, en presencia de varios embajadores acreditados en Madrid y personalidades del mundo de la cultura.

En un discurso pronunciado en esta ocasión, Benyaich subrayó que esta condecoración real es un reconocimiento a la labor distinguida realizada por Bolaños Pérez, a lo largo de su misión diplomática en Rabat, y un testimonio de su continuo esfuerzo por fortalecer aún más las relaciones de cooperación entre los dos pueblos amigos, y consolidar el desarrollo económico, social, cultural y humano entre Marruecos y Guatemala.

La embajadora de Marruecos en España elogió el compromiso y la pasión de Bolaños Pérez por hacer de las relaciones entre Marruecos y Guatemala un modelo de cooperación y entendimiento.

Benyaich también destacó los constantes esfuerzos realizados por Bolaños Pérez, «gran diplomática, una experta profesional en multilateralismo y una defensora incansable de las relaciones entre Marruecos y Guatemala», en favor del fortalecimiento, el entendimiento y la amistad entre ambos pueblos, así como su sincero apoyo a las causas fundamentales de Marruecos, recordando que esta ceremonia coincide con el 50° aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Marruecos y Guatemala.

La diplomática marroquí aprovechó esta ocasión para subrayar la trayectoria destacada de Bolaños Pérez, que ha ocupado varios cargos tanto en el Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Guatemala como en la Misión Permanente de su país ante las Naciones Unidas en Nueva York y ante las organizaciones internacionales en Ginebra.

Marruecos y Guatemala mantienen una relación distinguida basada en el respeto mutuo y la cooperación que se mantienen hasta el día de hoy, una relación marcada por un intercambio fluido de visitas de altos funcionarios entre los dos países y una voluntad de fortalecer aún más los lazos de amistad que existen entre Marruecos y Guatemala desde 1971, señaló Benyaich, recordando los acuerdos firmados entre los dos países que abarcan los ámbitos político, académico, consular y de cooperación.

Por su parte, la ex embajadora de Guatemala en Marruecos expresó su profundo agradecimiento a SM el Rey Mohammed VI, que tuvo a bien concederle esta distinción, así como su orgullo por recibir esta prestigiosa condecoración real, durante esta ceremonia que conmemora el 50º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países.

En este sentido, Bolaños Pérez, quien ocupa actualmente el cargo de embajadora de Guatemala en España, afirmó que ha trabajado durante su misión diplomática en Marruecos para apoyar y fortalecer los lazos entre ambos países, dando especial interés al desarrollo de las relaciones culturales y humanas y al fortalecimiento de los mecanismos de cooperación y asociación en muchos sectores económicos, comerciales y sociales.

La diplomática guatemalteca subrayó, respecto a la cuestión del Sáhara marroquí, que su país ha apoyado y sigue apoyando los esfuerzos del Reino en la búsqueda de una solución política justa, duradera y aceptable para resolver este conflicto, señalando que para la República de Guatemala la propuesta de autonomía presentada por Marruecos desde 2007 constituye una base realista, seria y creíble para alcanzar una solución negociada en el marco del respeto a la integridad territorial y la soberanía nacional del Reino.

Por otra parte, Bolaños Pérez elogió la gestión exitosa y distinguida de Marruecos de la crisis sanitaria relacionada con el Covid-19, subrayando que gracias a la clarividencia y el liderazgo de SM el Rey Mohammed VI, el Reino pudo gestionar con éxito esta pandemia, convirtiéndose así en un ejemplo para el resto del mundo.

Tras destacar los logros del Reino en diversos ámbitos políticos, económicos y sociales, la diplomática guatemalteca señaló que Marruecos es un «socio y amigo fiable».

Además, puso de relieve el legado cultural y civilizacional rico y variado de Marruecos, que ha hecho del Reino, dijo, «una encrucijada de culturas y civilizaciones africanas, árabes y mediterráneas».