Los Jóvenes marroquíes en Europa: Igualdad y discriminación Declaración del Secretario General del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME), el Sr. Abdellah Boussouf

Internacional

El presente estudio presenta las distintas formas de discriminación sufridas por los jóvenes de origen marroquí en seis de los principales países de acogida de la migración marroquí en Europa y puede servir, a través de las estadísticas y datos aportados, para encauzar las políticas públicas enfocadas hacia los marroquíes del mundo.


Tras los debates tenidos en varios países de Europa y del mundo sobre la problemática de la discriminación, procede publicar este capítulo sobre la discriminación que sufren los jóvenes de origen marroquí, previamente a la presentación oficial del estudio en su versión integral. Con esta aportación se pretende contribuir a este debate mundial, con dar la palabra a jóvenes migrantes marroquíes para que se pronuncien sobre ciertos sentimientos de discriminación que perciben en su vida cotidiana en los países de acogida.


Los resultados de este estudio, realizado por una institución harto conocida a nivel europeo, dejan constar una serie de dificultades imperceptibles que los jóvenes de origen marroquí afrontan habitualmente a la hora de acceder al mercado laboral, de buscar vivienda o de solicitar un préstamo.
Así, atendiendo a los resultados del estudio que, de hecho, dejan constar las posturas de la juventud marroquí en Europa ante las distintas formas de discriminación, el CCME invita:


1º – Al gobierno a:
Llamar la atención de los países europeos, en el marco de los contactos y negociaciones que mantiene con ellos, sobre las diferentes formas de discriminación que sufren los jóvenes de origen marroquí, e instarles a plantear seriamente los actos discriminatorios de que son objeto.
Promover la diplomacia cultural a nivel de los países de residencia de los marroquíes, con organizar actividades culturales donde se hará hincapié en el carácter plural de la identidad marroquí y, en la importancia de los valores de tolerancia, de convivencia y respeto al otro, precisamente para afianzar la idea de pertenencia a una historia y civilización lo suficientemente arraigadas y gloriosas, como para erigir al joven marroquí en actor de paz y prosperidad dentro de la sociedad de acogida.


2º- A los marroquíes del mundo a:
Constituir un tejido asociativo lo suficientemente cohesionado como para reforzar la presencia marroquí a nivel de la sociedad civil y organismos europeos defensores de los derechos de las minorías y de los migrantes.
Promover la participación ciudadana e implicación política en las distintas entidades de los países de acogida, y por ende, constituir un lobby sólido y coherente, capaz de influir y ejercer su presión en la toma de decisiones públicas en todos los campos y ámbitos.


3º- A los países de acogida a:
Aplicar las disposiciones legales en materia de igualdad y protección de las minorías, además de observar el principio de igualdad de oportunidades para todos los componentes de la sociedad;
Hacer frente a los discursos políticos y mediáticos que siembran los sentimientos de recelo y xenofobia para con el otro, o sea hacia las personas forasteras fruto de la pluralidad;
Reforzar el papel de la escuela en materia de afianzamiento y consagración de los valores de diversidad y convivencia, además de subsanar los estereotipos que se vinculan a través de los currículums escolares.

Encuesta
Los jóvenes marroquíes en Europa: Igualdad y discriminación
Los actos discriminatorios para con las minorías o poblaciones de origen extranjero resultan más exacerbados en algunos contextos marcados por su carácter tenso, debido a la crisis económica, el avance de las formaciones políticas de extrema derecha y la exaltación del sentimiento nacionalista europeo.
En París, Madrid y Bruselas hubo en las últimas semanas varias manifestaciones en contra de la discriminación y el racismo de que sufren las minorías y comunidades inmigrantes. Así, ciertos acontecimientos, ciertamente de mucha actualidad, explican el por qué se vuelve a replantear el debate sobre estas cuestiones en varios países del mundo y, el por qué se han convertido en objeto del Diálogo Urgente, llevado en Ginebra, sobre el racismo y las violaciones policiales, en el marco de la 43ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, y obviamente, con la participación efectiva del Reino de Marruecos.
Los inmigrantes de origen marroquí, siendo una de las comunidades más importantes en Europa, han sido objeto, varias veces, de discriminación en sus respectivos países de residencia. No se trata sólo de una simple violencia policial o de ataques sufridos en un determinado contexto político, sino de otras formas de discriminación, de corte social y económica, relacionadas con el acceso al empleo, a la vivienda y a la práctica religiosa.
Ante las evoluciones que se registran en las sociedades de residencia, particularmente las que inciden directamente en la vida diaria y en el futuro de los Marroquíes del mundo y, conforme a su cometido prospectivo y valorativo de las políticas públicas, el Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME) ha llevado a cabo una inédita encuesta internacional sobre la juventud marroquí en situación de inmigración, en colaboración con el Instituto Internacional de Estudios de Opiniones IPSOS.
La encuesta íntegra, que será presentada posteriormente, consagra un importante apartado al problema de la discriminación en los países de residencia y, deja constar unas realidades y datos harto elocuentes. Los jóvenes marroquíes de Europa consideran tropezar con más dificultades, en comparación con los demás, para encontrar trabajo o alojamiento. De hecho, el 64% declara haber tenido dificultades para encontrar trabajo, el 57% sufre a la hora de buscar alojamiento y el 42% para practicar su propia religión.


El estudio toma una muestra de 1433 jóvenes marroquíes, cuya edad oscila entre 18 y 35 años, que residen en seis de los principales países europeos de inmigración (Francia, España, Italia, Bélgica, Países Bajos y Alemania) y, tiene como objetivo comprender más profundamente las opiniones, aspiraciones, desafíos y oportunidades de los jóvenes pertenecientes a la comunidad marroquí.
El presente documento deja constar unos datos y unas realidades sumamente significativas sobre la discriminación que sufren los jóvenes marroquíes en los seis países objeto del estudio.

Realidades y datos por país

Alemania

Los jóvenes marroquíes de Alemania tienen mayoritariamente más dificultades para encontrar alojamiento (el 69%), trabajo (el 60%) o, para practicar su propia religión (el 58%).

Más facilidades Iguales Más dificultades       

Encontrar alojamiento 6% 26% 69%
Encontrar trabajo 8% 31% 60%
Practicar su religión 2% 39% 58%
Obtener un préstamo bancario 5% 58% 36%
Encontrar pareja 8% 62% 27%
Ser asesorado en los estudios 7% 77% 15%
Acceder al ocio y a la cultura 11% 77% 10%
Practicar deporte 14% 82% 4%

Más facilidades Iguales Más dificultades

Entre los jóvenes marroquíes víctimas de discriminación en materia de empleo, la relación directa con los clientes (el 54%) y la dificultad para acceder a nuevas responsabilidades o cargos (el 45%) constituyen las principales trabas que afrontan en su vida profesional. Las condiciones de trabajo (el 31%) y el nivel salarial (el 30%) son igualmente motivo de discriminación.

DIFICULTADES ENCONTRADAS EN EL TRABAJO:

Relación con los clientes 54%
Acceso a nuevas responsabilidades 45%
Condiciones de trabajo 31%
Nivel salarial 30%
Otras 8%

Bélgica

Los jóvenes marroquíes de Bélgica se consideran esencialmente discriminados en la búsqueda de trabajo (el 65%), al igual que son víctimas de un trato discriminatorio a la hora de buscar alojamiento (el 50%).

Más facilidades Iguales Más dificultades       

Encontrar trabajo 2% 27% 65%
Encontrar alojamiento 2% 44% 50%
Practicar su religión 8% 55% 37%
Ser asesorado en los estudios 4% 69% 24%
Obtener un préstamo bancario 2% 62% 24%
Acceder al ocio y a la cultura 5% 72% 21%
Encontrar pareja 5% 77% 15%
Practicar deporte 6% 81% 11%

Más facilidades Iguales Más dificultades

Entre el 65% de los marroquíes que tienen problemas para encontrar trabajo, las relaciones con los clientes suponen el 40% de las dificultades observadas, mientras que las condiciones de trabajo constituyen el 30% de los obstáculos encontrados en el ámbito profesional. Del mismo modo, para el 30% entre ellos, el acceso a nuevas responsabilidades es uno de las trabas que más entorpecen su promoción profesional.

DIFICULTADES ENCONTRADAS EN EL TRABAJO:

Relación con los clientes 40%
Condiciones de trabajo 30%
Acceso a nuevas responsabilidades 30%
Nivel salarial 12%
Otras 18%

España

Más de la mitad de los jóvenes marroquíes de España tienen dificultades para encontrar trabajo (el 59%), de los que el 50 % sufre a la hora de buscar alojamiento.

Más facilidades Iguales Más dificultades       

Encontrar trabajo 7% 33% 59%
Encontrar alojamiento 8% 40% 50%
Obtener un préstamo bancario 9% 49% 37%
Practicar su religión 7% 61% 31%
Encontrar pareja 9% 68% 22%
Ser asesorado en los estudios 11% 72% 15%
Acceder al ocio y a la cultura 8% 77% 13%
Practicar deporte 9% 81% 9%

Más facilidades Iguales Más dificultades

Las dificultades frecuentemente encontradas en el ámbito profesional afectan a las condiciones de trabajo (el 50%) y al nivel salarial (el 35%).

DIFICULTADES ENCONTRADAS EN EL TRABAJO:

Condiciones de trabajo 50%
Nivel salarial 35%
Relación con los clientes 19%
Acceso a nuevas responsabilidades 13%
Otras 30%

Francia

Los jóvenes marroquíes de Francia encuentran, en su mayoría, más dificultades en la búsqueda de trabajo (el 67%) o de alojamiento (el 63%). Más allá de la discriminación en la contratación, los más modestos encuentran aún más dificultades que los demás marroquíes a la hora de solicitar un préstamo bancario (el 31%) o de practicar su religión (el 41%).

Encontrar trabajo 4% 29% 67%
Encontrar alojamiento 4% 32% 63%
Practicar su religión 4% 53% 41%
Obtener un préstamo bancario 3% 61% 31%
Ser asesorado en los estudios 3% 66% 29%
Encontrar pareja 10% 75% 13%
Acceder al ocio y a la cultura 7% 87% 6%
Practicar deporte 10% 87% 3%

Más facilidades Iguales Más dificultades

Entre los jóvenes marroquíes con dificultades para encontrar trabajo, el acceso a nuevas responsabilidades o cargos (el 55%) la relación directa con los clientes (el 41%) suponen las dificultades más detectadas a nivel de nuestra muestra.

DIFICULTADES ENCONTRADAS EN EL TRABAJO:

Acceso a nuevas responsabilidades 55%
Relación con los clientes 41%
Nivel salarial 30%
Condiciones de trabajo 23%
Otras 10%

Italia
Son numerosos los jóvenes marroquíes de Italia en tener dificultades a la hora de solicitar un préstamo bancario (el 65%), o aún más, de buscar alojamiento (el 63%) o encontrar trabajo (el 57%).

Obtener un préstamo bancario 3% 27% 65%
Encontrar alojamiento 6% 31% 63%
Encontrar trabajo 7% 36% 57%
Practicar su religión 5% 53% 39%
Encontrar pareja 5% 58% 34%
Ser asesorado en los estudios 4% 63% 28%
Acceder al ocio y a la cultura 5% 74% 19%
Practicar deporte 5% 76% 16%

Más facilidades Iguales Más dificultades

Entre los jóvenes marroquíes con dificultades para encontrar trabajo, las condiciones de trabajo (el 62%) y el nivel salarial (el 57%) constituyen las principales trabas observadas.

DIFICULTADES ENCONTRADAS EN EL TRABAJO:

Condiciones de trabajo 62%
Nivel salarial 57%
Relación con los clientes 30%
Acceso a nuevas responsabilidades 29%
Otras 6%

Los Países Bajos
Los jóvenes marroquíes de los Países Bajos se consideran esencialmente objeto de discriminación a la hora de buscar trabajo (el 83%) y de practicar su religión (el 57%).

Mas facilidades iguales. Más dificultades

Encontrar trabajo 2% 15% 83%
Practicar su religión 10% 32% 57%
Ser asesorado en los estudios 3% 53% 42%
Encontrar alojamiento 1% 52% 35%
Acceder al ocio y a la cultura 3% 67% 28%
Obtener un préstamo bancario 3% 43% 23%
Practicar deporte 4% 77% 17%
Encontrar pareja 9% 74% 13%

Más facilidades Iguales Más dificultades

Entre los 83% de los marroquíes en los Países Bajos que tienen problemas para encontrar trabajo, las condiciones de trabajo (el 37%) y el acceso a nuevas responsabilidades (el 35%) constituyen las principales dificultades detectadas.

DIFICULTADES ENCONTRADAS EN EL TRABAJO:

Condiciones de trabajo 37%
Acceso a nuevas responsabilidades 35%
Relación con los clientes 19%
Nivel salarial 15%
Otras 21%

Conclusión
Preguntados sobre las mismas cuestiones, o sea sobre el acceso al trabajo y al alojamiento, y sobre la libertad de practicar su religión, las respuestas de los jóvenes marroquíes participantes en este estudio, dejan constar que no podemos hablar de una sola comunidad marroquí homogénea, sino de varias comunidades, cuyos rasgos difieren según los contextos políticos y socioeconómicos de cada país de residencia.
Si en los Países Bajos, el 83% de los jóvenes marroquíes tienen dificultades para encontrar trabajo, en Italia el 57% de los jóvenes, difícilmente, encuentran trabajo mientras que el 65% tiene dificultades para acceder a los préstamos bancarios. Por otro lado, los datos recogidos muestran que el 69% de los jóvenes marroquíes en Alemania y el 65% en Italia acceden menos al alojamiento; una dificultad que, por ejemplo, no se observa tanto entre los jóvenes de Holanda (el 35%).
Aunque las dificultades para la práctica de la religión no constituyen el problema más subrayado por los jóvenes marroquíes en Europa, comparándolo con el acceso al empleo y al alojamiento, pues sigue estando muy presente entre los jóvenes en Alemania (el 58%) y los Países Bajos, y menos presente en Bélgica y España.
Las políticas públicas marroquíes para con los marroquíes del mundo serían entonces más eficaces si pudieran adaptarse a las realidades específicas de cada comunidad.

EL CONSEJO DE LA COMUNIDAD MARROQUÍ EN EL EXTRANJERO (CCME)

Quiénes Somos
Une institución nacional consultativa y de prospectiva, creada en 2007.

Visión y misión

Contribuir en la mejora de las políticas públicas sobre la migración marroquí a través del desarrollo de la reflexión científica, en el contexto de la consolidación de la democracia, la promoción de los derechos humanos y el desarrollo de la participación ciudadana;
Evaluar la política pública marroquí y emitir opiniones que puedan mejorar su eficacia y eficiencia en beneficio de las comunidades marroquíes, incluidas los grupos vulnerables;
Reflexionar sobre las formas de ampliar la participación de los marroquíes en el extranjero en el desarrollo político, económico, social y cultural del país;
Desempeñar una función de vigilancia prospectiva sobre la evolución de la emigración, y de los debates que origina tanto en Marruecos como en el país de residencia y en las instancias internacionales.