Ley de segunda oportunidad, para cancelar tus deudas

España

Una Ley aprobada en el BOE hace cinco años, a la que apenas se le ha dado publicidad. Aquí te mostramos como funciona y qué requisitos necesitas.

La mayoría de ciudadanos desconocen que la  Ley 25/2015 abre un marco de soluciones ante las dificultades de pago de hipoteca, créditos  tarjetas etc, permitiendo ademas suspender  ejecuciones y embargos. Es un potente mecanismo de defensa para las personas físicas y las Pymes que no pueden atender sus compromisos económicos.

LA CONDONACIÓN O LIBERACIÓN DE LA DEUDA es una causa por la que se extingue legalmente la obligación de pagar.

Hasta ahora, en España, la Personas Físicas respondían de por vida de sus deudas, ( Art. 1911 del Código Civil). Con esta modificación se libera al deudor de pagar las deudas  tras un Procedimiento de Segunda Oportunidad (Concurso de acreedores), y solo con el inicio del procedimiento ya es posible paralizar embargos y ejecuciones hipotecarias.

Ventajas que se otorgan a quien se acoge a la ley 25/2015 de segunda oportunidad (Ley Concursal modificada LC)

Existen numerosas ventajas al acogerse a la Ley de segunda Oportunidad para personas físicas, autónomos y Pymes y son las siguientes:

1. Posibilidad de ganar tiempo para recomponer la situación o poder vender activos y evitar una ejecución generalizada y el deterioro de aquellos por los embargos (Ley 38/2011).

2. Paralización de los intereses de las deudas con excepción de las que gocen de garantías hipotecarias (art.59 LC).

3. Paralización de Embargos y Ejecuciones de acreedores (Art.55 LC y 568.2 LEC). (Art.8.3, 56 LC, Art.86ter.1.3º LOPJ).

4. Posibilidad de rebajar la deuda mediante Quitas (Art. 100.1 LC).

5. Posibilidad de alargar el plazo para devolución de las deudas mediante Esperas de hasta 10 años (Art. 100.1 LC).

6. Oportunidad de conseguir un acuerdo con los acreedores bajo tres modalidades diferentes; Convenio Extrajudicial de Pagos, Propuesta Anticipada de Convenio y el Convenio Ordinario en Junta de Acreedores (Arts. 99-100 y nuevo Título X de la LC).

7. Hay prácticamente un 100% de posibilidades de éxito del Concurso de Acreedores con una rebaja de entre 75% y 100% de la deuda.

8. Levantamiento de embargo sobre la vivienda, vehículos y demás activos para poder venderlos o desinvertir. En síntesis, de conformidad con el artículo 55 de la LC, las ejecuciones sobre el patrimonio del deudor se suspenden y el embargo, como medida de ejecución, ve paralizados sus efectos y con ello los privilegios que ello conlleva.

9. Derecho de alimentos a disposición de la Unidad Familiar para satisfacer sus necesidades  y siempre igual o por encima  del   inembargable  que establece la Ley  (Arts 76.2 LC y 607 LEC).

10. Suspensión del pago de las deudas nacidas con anterioridad a la declaración del Concurso (Arts  89-92 LC).

11. Una vez lograda el acuerdo, los pagos son anuales, consiguiendo que, desde la aprobación del Convenio por Sentencia a la obligación de efectuar el primer pago a los acreedores transcurra un año sin pagar nada a los acreedores.

12. Liberación de las deudas para Personas Físicas.  En España, desde Octubre de 2013, ya existe un mecanismo formal de condonación de las deudas contemplado en el Artículo 178 de la LC.

¿Cuál es el procedimiento para acogerse legalmente?

Los deudores tienen que buscar en primer lugar un acuerdo de tipo extrajudicial, con sus correspondientes acreedores. El proceso debe desarrollarse bajo la tutela del juez, para efectuarse la liquidación o pactar la forma de pago del capital en mensualidades.

¿Cuáles son los requisitos del acuerdo?

Actualmente la Ley de Segunda Oportunidad presenta dos condiciones necesarias, que debe cumplir el deudor:

  • Compensar con la cesión de bienes a sus acreedores cuando no son indispensables para su actividad y, en su caso, con acciones de la empresa siempre que el monto sea igual o inferior a su deuda.
  • Proponer como nuevo emprendedor un plan o calendario viable a los acreedores, para efectuar los pagos sin que supere el plazo los diez años.

¿Quién colabora en la negociación?

La Ley establece en este procedimiento la figura de un mediador concursal, encargado de facilitar los acuerdos y actuar como interlocutor para las partes. Está previsto que las negociaciones se alcancen como máximo en dos meses, para solicitar posteriormente al magistrado el concurso de acreedores de forma voluntaria.

¿Cuáles son los requisitos del concurso de acreedores?

Esta petición debe cumplir dos condiciones principales para optar por la Segunda Oportunidad:

  • Consideración del juez respecto al deudor y su falta de activos o dinero para cumplir con sus deudas.
  • Demostración por parte del solicitante sobre su actuación de buena fe.

¿Qué implica obrar de “buena fe”?

Los deudores tienen que someterse en este proceso a cumplir con los requisitos establecidos, demostrando que actúan con buena fe, entre los más relevantes:

  • Intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial antes de solicitar el concurso de acreedores.
  • No haber sido declarado culpable en este tipo de solicitud de concurso.
  • Demostrar al juez que su insolvencia no ha sido provocada por el emprendedor, mediante administración desleal.
  • No haber sido beneficiario de esta Ley de Segunda Oportunidad diez años antes de pedir este concurso.
  • No estar condenado por delitos económicos, contra el patrimonio, Hacienda Pública, derechos de trabajadores, Seguridad Social o falsedad documental.
  • No haber rechazado ofertas de puestos de trabajo cuatro años antes de la solicitud, mientras sean adecuadas a su capacidad profesional.

¿Existe liberación total de las deudas del deudor?

No se produce este efecto legal al acogerse a la normativa vigente con esta exoneración. La ley establece que el emprendedor mantiene las deudas que pueda haber contraído con la Seguridad Social y con Hacienda, además de los créditos por alimentos de hijos o de derecho público. El deudor mantiene estas obligaciones contraídas en caso de divorcio y deudas con la Agencia Tributaria.

¿Desaparecen las deudas de forma permanente?

Las deudas no desaparecen para siempre cuando se entiende que el deudor actúa de mala fe, tampoco cuando se demuestra que los ingresos obtenidos están relacionados con la economía sumergida.

El texto de esta Ley de Segunda Oportunidad concede un tiempo ilimitado, para descubrir que existe este tipo de trampas en la actuación del deudor, posibilitando que el acreedor solicite la revocación del acogimiento a la exoneración de deudas mediante la vía legal y que el nuevo emprendedor contraiga nuevamente el capital adeudado.

¿Existe una lista de morosos donde aparece el deudor?

Este beneficio sí expone al deudor en el Registro Público Concursal en la correspondiente lista, durante cinco años en la sección especial. Las personas que tienen acceso a este registro, son las que están relacionadas con un interés considerado legítimo para conocer la situación del emprendedor/deudor, como proveedores o posibles clientes. También permite la Ley estas averiguaciones a los siguientes organismos:

  • Administraciones Públicas.
  • Bancos por petición de créditos.
  • Órganos jurisdiccionales para el ejercicio de sus funciones habilitados legalmente.

¿Es necesaria la intervención de un abogado?

El proceso que implica la Segunda Oportunidad requiere la actuación de letrados con experiencia y altamente cualificados en materia concursal. Esta situación que se realiza bajo medidas legales para acogerse al concurso de acreedores, intermediaciones y exoneración de deuda, exige la correcta actuación de los profesionales de despachos o de empresas especializadas en este ámbito.

¿Cuál es el coste de este proceso?

El importe de este proceso especial dependerá de la relación existente con los beneficios que obtiene el deudor, siempre considerando en cada caso la situación particular y los resultados económicos del coste-beneficio que implica para el afectado.

Recomendamos consultar ante casos o situaciones de insolvencia con los expertos, para considerar las mejores opciones en el proceso ante la justicia. Una Ley para solucionar la insolvencia de muchas personas, que desde el acogimiento a esta Ley pueden volver a empezar como persona y restablecer su vida en el día a día.

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2015-8469

https://boe.es/legislacion/codigos/codigo.php?id=190&modo=1&nota=0&tab=2