Levy asegura que la programación navideña fue “segura, responsable y salvaguardó la tradición”

Madrid

En la Comisión Permanente Ordinaria de Cultura, Turismo y Deporte celebrada esta mañana

  • La delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte subraya que 100.000 personas disfrutaron del centenar de actividades de ocio y cultura segura bajo el lema Vuelve la Navidad
  • Destaca, asimismo, que, en un año tan complejo, “Madrid fue la referencia de toda España en la llegada de los Reyes Magos” al Centro de Cultura Contemporánea Condeduque
  • En la comisión también se ha informado del apoyo a las librerías por parte del Ayuntamiento, al destinar seis millones a la compra de fondos para bibliotecas a través de estos comercios

La delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha explicado durante su intervención en la Comisión Permanente Ordinaria de Cultura, Turismo y Deporte que el Ayuntamiento de Madrid llevó a cabo “una programación navideña segura, responsable y que salvaguardó la tradición”, en un contexto inédito con unas “Navidades diferentes pero igual de especiales, que los madrileños pudieron disfrutar, aunque, lógicamente, adaptadas a las normas sanitarias para garantizar una cultura segura”.

Asimismo, ha destacado el éxito del espectáculo organizado en Conde Duque con motivo de la llegada de los Reyes Magos, cuya emisión en Telemadrid fue seguida en directo por más de 360.000 espectadores. “En un año tan complejo, fuimos la referencia de toda España en la llegada de los Reyes Magos y esta celebración fue la mejor que se pudo hacer ante la situación epidemiológica, ya que consiguió mantener la magia de esa noche con un espectáculo retransmitido íntegramente por la televisión pública madrileña con gran éxito de audiencia”. La emisión del programa especial de Telemadrid logró un 19,5% del share y llegó a acumular un tráfico de 734.000 personas, sin contar las conexiones de las cadenas nacionales.

En total, 100.000 personas participaron en una programación segura

La delegada ha afirmado que más de 100.000 personas han disfrutado del centenar de actividades de ocio y cultura segura organizadas por el Área de Cultura bajo el lema Vuelve la Navidad, siente la magia. Así, por primera vez, Madrid tuvo una melodía especial de Navidad, compuesta por el violinista Ara Malikian, que interpretó en directo ante los Reyes Magos el pasado 5 de enero en el Centro de Cultura Contemporáneo Condeduque.

Asimismo, este año se realizó una versión especial del videomapping, que en su pasada edición logró congregar a miles de personas en el entorno de la plaza de Cibeles. Esta Navidad, se convirtió en una felicitación interactiva gigante con cinco temáticas diferentes que pudo disfrutarse desde casa y en la que participaron 35.000 personas.

Otro de los hitos de la programación fue la Ruta del Buzón Mágico, un juego de realidad aumentada que permitió recorrer todos los barrios con la participaron de 5.000 familias de los 21 distritos de Madrid. Además, a lo largo de las más de dos semanas que ha durado la programación, más de 35.000 personas disfrutaron de las 50 actividades de Navidad de Encuentro en Matadero, que este año tuvo a Polonia como país invitado.

También en Matadero, 24.000 personas patinaron en la gran pista de hielo que volvió un año más a este espacio y otras 8.000 lo hicieron en la que se instaló en la Galería de Cristal.

En el capítulo musical destaca el ciclo Los distritos cantan, que contó con las actuaciones de 18 coros a las que asistieron 2.000 personas, mientras que Condeduque acogió nueve conciertos con un millar de espectadores. El programa Música en las iglesias atrajo a 1.000 personas que agotaron las entradas para los seis conciertos a las pocas horas de ponerse a la venta, al igual que sucedió con el concierto solidario de Reyes en el Teatro Real con el grupo madrileño Hinds junto a la Banda Sinfónica Municipal.

Apoyo a las librerías madrileñas

En la comisión celebrada hoy se ha explicado también el acuerdo marco para el suministro de libros a las bibliotecas municipales por parte de librerías por un valor estimado de seis millones de euros. Las nuevas condiciones permiten hasta un máximo de 30 adjudicatarios (en el anterior periodo fueron solo seis) con el objetivo de promover la máxima concurrencia de las empresas dedicadas a la difusión de libros y el fomento de la lectura, en particular a las pymes.

Además, para favorecer al hasta ahora excluido sector local se ha establecido como requisito tener una librería en Madrid en un radio no superior a 30 kilómetros respecto a cualquiera de los centros de destino de los materiales.

Estos cambios respecto al acuerdo marco anterior responden al objetivo del Área de Cultura, Turismo y Deporte para dotar de más fondos a las bibliotecas, renovar los ya existentes y satisfacer, de esta manera, las necesidades de la ciudadanía respecto al préstamo de libros, uno de los servicios más demandados por los madrileños.