Leticia Comerón denuncia que el Gobierno Urtaran va a “perjudicar” a las personas mayores y a sus familias con “burocracia duplicada” para acceder a un recurso municipal

Vitoria-Gasteiz

El Gobierno acaba de aprobar un proyecto de ordenanza nueva con la que pretenden que las Personas Mayores con grado 1 a las que la Diputación les ha hecho una valoración de la dependencia, “repitan exactamente el mismo proceso también en el Ayuntamiento”, con informes de salud duplicados y otras dos valoraciones más, para acceder a un recurso municipal

– “Urtaran lleva 4 años sin hacer nada por las personas mayores con una lista de espera que no para de crecer. En lugar de tomar medidas para atender a los mayores, hace justo lo contrario: aumenta la burocracia, retrasa la atención y perjudica a los mayores y a sus familias”

– El PP de Vitoria se opone a esta normativa “innecesaria” que supondrá un “trastorno importante” para nuestros mayores a los que les “hace ir de ventanilla en ventanilla” y por ello presentará una enmienda a la totalidad

La portavoz de PP Vitoria y candidata a alcaldesa de Vitoria-Gasteiz, Leticia Comerón, ha desvelado hoy en rueda de prensa que el Gobierno del PNV y PSE en Vitoria acaba de aprobar en Junta de Gobierno un proyecto de nueva ordenanza municipal con la que pretenden que las Personas Mayores con grado 1 de dependencia que solicitan un recurso de alojamiento o atención diurna, y que para ello deben realizar primero una valoración de la dependencia en la Diputación Foral de Álava, “repitan a partir de ahora exactamente el mismo proceso también en el Ayuntamiento”, con “informes duplicados” y “otras dos valoraciones más”.

“Urtaran lleva 4 años sin hacer nada por las personas mayores con una lista de espera que no para de crecer. En lugar de tomar medidas para atender a los mayores, hace justo lo contrario: aumenta la burocracia, retrasa la atención y perjudica a los mayores y a sus familias”, ha censurado Comerón.

Este proyecto de nueva ordenanzareguladora del acceso a las plazas de los servicios de atención diurna y alojamientos para personas mayores integradas en la red municipal de Servicios Sociales’ ha sido aprobado por el Gobierno del PNV y PSE en el Ayuntamiento en una Junta de Gobierno el pasado 15 de febrero.

En la actualidad una persona mayor tiene que dar los siguientes pasos para poder acceder a un servicio de alojamiento o atención diurna en Vitoria: acudir al Servicio Social de Base en primer lugar; ir después a la Diputación para hacer la valoración de la dependencia y cumplimentar una solicitud junto a un informe de salud; acudir al Centro de Salud para que le puedan rellenar ese informe y, en no pocos casos, se necesitan otros informes adicionales de otros especialistas que debe solicitar; volver a la Diputación para que le den cita para la valoración de la dependencia; se le realiza la valoración en su vivienda para analizar el grado de dependencia; se remiten los resultados a su casa; volver a la Diputación, se le hace el PIA (Programa Individualizado de Atención) para ver qué recursos necesita y, si el resultado es grado 1, debe volver al Servicio Social de Base para pedir el recurso municipal que le corresponde como grado 1.

El proceso hasta ahora terminaba aquí. Sin embargo, ahora lo que plantea el Gobierno de Urtaran es, a partir de aquí, volver a repetir todo el proceso de nuevo con un nuevo informe de salud igual que el que le ha solicitado la Diputación y realizar una nueva valoración con dos nuevos cuestionarios con preguntas muy parecidas a las de la valoración de la dependencia de la Diputación.

Comerón ha denunciado que esta nueva normativa “es innecesaria” porque el propio decreto de cartera dice que lo que hay que hacer es la valoración de la dependencia –que ya ha hecho la  Diputación-. Este ordenanza lo que hace es “complicar aún más el proceso, dilatar los plazos y marear a los mayores de ventanilla en ventanilla” con “más trámites” y “burocracia duplicada” para optar a un recurso municipal.

El PP se opone y presentará una enmienda a la totalidad

La candidata a alcaldesa ha anunciado que su partido se opone de lleno a esta normativa “porque perjudica a nuestros mayores y supone más tardanza aún de la que ya hay”. Y, por ello, ha anunciado que el PP presentará en el Ayuntamiento una enmienda a la totalidad con el objetivo de que no llegue a tramitarse. El plazo de presentación de enmiendas finaliza el 5 de marzo y el debate de las enmiendas se producirá en una Comisión el 14 de marzo y posteriormente en Pleno del 22.

“Desde el Partido Popular anuncio que nos vamos a oponer a esta normativa innecesaria y exigiré que este Gobierno del PNV y del PSE cumpla de una vez con nuestros mayores. En todo lo que sea mejorar la atención a los mayores nos van a encontrar pero todo lo que sea perjudicar nos vamos a oponer, en un proceso que ya de por sí es complicado para poder acceder a un servicio básico al que tienen derecho los mayores con grado 1”, ha señalado.

“Perjudica a nuestros mayores”

El Gobierno Urtaran ha argumentado que necesita esta nueva valoración para determinar desde el Ayuntamiento a qué recurso deriva a los mayores con grado 1 de dependencia. “Esta ordenanza es totalmente innecesaria” porque, según el decreto de cartera, la Diputación es la institución competente en la elaboración de la valoración de la dependencia. Hace repetir el proceso a nuestros mayores para preguntar exactamente lo mismo”, ha señalado Comerón quien ha añadido que, en todo caso, lo único que podría necesitar el Ayuntamiento “si es necesario ampliar esa información sobre los dependientes de grado 1” es un “convenio” con la Diputación para “intercambiar la información de esos expedientes”.

Comerón ha recordado que cuando entró en vigor el Decreto de cartera el 26 de diciembre de 2016 el PP preguntó al Gobierno si era necesario elaborar alguna normativa por parte del Ayuntamiento y “se nos respondió que no según informe de los Servicios Jurídicos”. Sorprende que ahora inicien esta nueva ordenanza “en el tiempo de descuento” de esta legislatura y teniendo en cuenta que por los plazos será ya el próximo Gobierno el que, de aprobarse, la tenga que aplicar.