LA PROFETISA EN PANTALONES MUY CORTOS

Artículos de opinión

Por David Alboger-Hansen

Hace escasos días, en el edificio que alberga la cuna de la Democracia moderna, la que instituyo los derechos del hombre, y promulgo de forma universal su compromiso para combatir el fanatismo, la ignorancia, y la tiranía, allí, en la ciudad de París, la ciudad de la luz, las mas oscuras sombras se adueñaron de la asamblea nacional Francesa, donde un grupo de representantes electos, aquellos que han de velar por nuestros intereses, seguridad y bienestar, ante el discurso de una adolescente, avalado por la comunidad científica mundial, reaccionaron, como solo puede ya reaccionar quien niega una evidencia perfectamente argumentada, denostando, denigrando, y humillando a la portavoz de los que no pueden gritar, tachándola de «profetisa en pantalones cortos», o propagadora de «un mensaje apocalíptico».

Este mensaje «apocalíptico», nació entre los estudiantes escandinavos, cuando el año pasado, se decreto la alerta roja por calor en los países nórdicos, ante el peligro de la muerte de ancianos, se propago, no un mensaje apocalíptico, si no una ola de incendios forestales en los bosques árticos, y se abrieron los centros comerciales para que los ciudadanos pudiesen dormir gracias al aire acondicionado, pues evidentemente, viviendo a una hora en avión del polo norte, ni siquiera en verano se necesita este electrodoméstico.

La imagen puede contener: una o varias personas, exterior y naturaleza

Este «mensaje apocalíptico», debe ser producto de una gran conspiración solapada, en la que participan los medios de comunicación, que como todos saben, (especialmente los que hemos ejercido esa profesión), el periodo estival no es precisamente abundante en noticias, salvo excepcionales tragedias, o las muy necesarias aportaciones de testigos de objetos volantes no identificados, e incluso, de una visita de «Nessie», a las orillas de un lago Escoces, pues, nuestros políticos no reconocen «el calentamiento global», como una amenaza real, y mucho menos la severa advertencia de que podemos enfrentarnos a una nueva extinción masiva de la vida en nuestro planeta, ya que es un producto de la imaginación de un becario.

Esta conspiración es real, MUY REAL, y hemos de advertir a nuestros políticos de que legislen contra una oleada de mentiras, que podría desencadenar una ola de histeria colectiva que provocara serios disturbios, ¿pruebas?, el 14 de junio la CNN, (contaminada ya por esta moda apocalíptica), advirtió de que el 40% del hielo en Groenlandia se había derretido, y el mismo medio de comunicación, CNN, informo de la muerte de 200 renos por hambre en el archipiélago de Svalbard, Noruega.
¿Seguimos?, Euronews, la agencia de noticias Europea, atónita ante la competencia de los demás medios de comunicación, traslado el dato de que en este siglo, del que llevamos solo 19 años de andadura, se han batido los récords de temperatura en el continente 16 veces, incluso mintiendo sobre el hecho de que Francia haya vivido su récord absoluto de todos los tiempos este año, ¿como pueden tolerar nuestros gobernantes este fenómeno de manipulación de masas?.

La Federación Rusa no es ajena a este hecho, «la intoxicación informativa», ya denuncia que dos ciudades Siberianas están bajo asedio por los incendios, y que ha sido declarado el estado de emergencia en la zona, me repito para el humilde lector, ¿como pueden permitir nuestros legisladores, aquellos que renuncian a los mas altos puestos de la sociedad, renunciando a sus grandes privilegios, para preservar nuestras vidas, consentir esto?.

Una gran conspiración avalada incluso por supuestos economistas y demógrafos, desde Malthus, creador del panfleto inspirador de estas mentiras, «Ensayo sobre el principio de la población», y otros farsantes «vendedores de humo», especialmente pseudo-ecologistas, anarquistas, y marginados antisistema, según la cual, mientras que la creación de riqueza es aritmérica, la poblacional es geométrica, y en cambio, (el mayor disparate jamas escrito), los recursos del planeta Tierra son finitos, FALSO, ¿están vacíos los supermercados?, ¿se han racionado el agua potable o los alimentos?, ¿no queda gasolina en las carreteras?, entonces, de que preocuparse, pasar calor en verano es normal.

Por ultimo, la mas infame de todas las calumnias de esta «ola apocalíptica de profetisas en pantalones cortos», el «overshoot day», una falacia subversiva sin rigor científico, según la cual, la humanidad tiene una fecha en la que agota sus recursos disponibles y renovables para un año, según la cual, el 29 de julio ya habíamos consumido los mismos para este año, EXIGIMOS A LA CLASE POLÍTICA DESMENTIR ESTOS HECHOS YA, DE FORMA URGENTE.