La Policía Local y la Ertzaintza establecerán 13 puntos de control en la Virgen Blanca y su entorno el 4 de agosto

Vitoria-Gasteiz

Las fuerzas de seguridad también pondrán en marcha un dispositivo preventivo al margen de la zona acotada para evitar aglomeraciones en toda la ciudad.

mapa_control_accesos

La Policía Local y la Ertzaintza establecerán 13 puntos de control en la zona de la Plaza de la Virgen Blanca y su entorno en la tarde del próximo 4 de agosto, dentro de un dispositivo especial organizado para restringir el acceso a estos espacios, donde tradicionalmente se celebra el Txupinazo, un acto que este año no se celebrará debido a la pandemia.

El martes 4, de 16:30 a 19:00 horas, se establecerán medidas de restricción de acceso en las calles Prado, Diputación, Herrería, Zapatería, Correría, Mateo Moraza, Dato, Postas, Lehendakari Agirre, las plazas General Loma y Matxete; tampoco se podrá acceder a la balconada de San Miguel ni a ésta desde Los Arquillos. Con ello se conseguirá acotar las plazas de la Virgen Blanca y España.

“Nuestro objetivo principal es evitar aglomeraciones. Estamos ante un asunto de salud pública. El coronavirus nos ha obligado a suspender las fiestas de la Virgen Blanca. Pedimos un ejercicio de responsabilidad a todos los vitorianos y vitorianas. Este año no toca”, ha expresado Marian Gutiérrez, concejala de Seguridad Ciudadana.

Dentro del área restringida se permitirá la circulación de autobuses, taxis, vehículos de emergencia y vehículos con autorización de acceso  y la salida de garajes, así como los accesos y salidas peatonales de las personas que tengan su domicilio en la zona afectada.

Quienes se encuentren en los establecimientos hosteleros podrá salir de ellos cuando lo deseen siguiendo las indicaciones de los agentes. Estos locales públicos no podrán colocar veladores en la vía pública desde las 16:30 a las 19:00 horas.

Con independencia de la zona acotada, la Policía Local y la Ertzaintza pondrán en marcha el día 4 un dispositivo preventivo en los alrededores de la Virgen Blanca y en otros puntos de la ciudad para evitar aglomeraciones y ‘botellones’. También se controlará el uso de la mascarilla para evitar la propagación del coronavirus. Esta vigilancia se mantendrá hasta el día 9 a pesar de que este año no se celebre La Blanca.

Balconada

Por otro lado, el miércoles 5 de agosto se controlará el paso a la balconada de San Miguel desde las 8:00 horas y hasta las 15:00 horas para evitar la aglomeración de personas ante iniciativas particulares o de grupos que deseen realizar de forma espontánea una ofrenda floral ante la imagen de la Virgen Blanca.

La visita deberá realizarse en grupos de máximo 10 personas desde la Virgen Blanca, con mascarilla y abandonando la balconada por la Plaza del Matxete, siempre atendiendo las indicaciones de la Policía Local. En el caso de que haya una concentración de grupos excesiva, el tiempo máximo de estancia en la Balconada será de 7 minutos.

Respecto al 9 de agosto, fecha habitual de la Subida de Celedón que este año tampoco se celebrará, la Policía Local y la Ertzaintza preparan otro dispositivo para acotar la zona desde las 23:00 horas y hasta la 01:30 horas con medidas de restricción de acceso y paso a la plaza de la Virgen Blanca.