La madre de Fadel Breica, hace un nuevo llamamiento al mundo, «la única parte que se preocupó por saber de mi y de mi hijo es el Consulado de España en Orán demostrando ser más sensible y misericordioso que nuestros dirigentes»

Internacional

La situación es crítica para una detención sin que los derechos fundamentales sean ejercidos por parte de los dirigentes del Frente Polisario.

Después de hacer un llamamiento por parte de ASADEDH para que sean observadores los que estén garantizando un juicio justo, se une el llamamiento de la madre de Fadel Breica.

Reproducimos a continuación íntegramente la carta.

Yo Bueta Burhi, madre de Fadel Breica que se encuentra en situación de “desaparición forzosa” desde el día 18 de junio de 2019 quiero informar a la opinión pública que el pasado día 23 de junio me presente ante el fiscal de la República para presentar una denuncia por la desaparición de mi hijo, el único que tengo.
Asimismo me gustaría informar que hasta el día de hoy, 26 de junio, no he recibido ninguna notificación oficial acerca del paradero de mi hijo el cual sigue estando en situación de desaparición forzosa..
Frente al silencio y falta de interés por parte de las instituciones y responsables, debo decir que la única parte que se preocupó por saber de mi y de mi hijo es el Consulado de España en Orán demostrando ser más sensible y misericordioso que nuestros dirigentes.

Igualmente quiero expresar mis agradecimientos a todas las personas que se han solidarizado conmigo y por los consejos recibidos en cuanto a la oportunidad de grabar un llamamiento u otorgar autorización para llevar el caso de mi hijo ante organismos internacionales.
Por respeto a mi pueblo no he querido precipitarme aceptando tales sugerencias pensando que en algún momento podría intervenir en el caso algún dirigente, si es que lo hay, que aún tenga pizca de compasión o sabiduría dando la razón a nuestro pueblo y desaprobando a quienes en la dirección abusan de las autoridad y el poder.
Por último quiero informar a la opinión pública que, en las últimas horas, he recibido noticias no confirmadas según las cuales mi hijo habría entrado en una huelga de hambre y que en estas circunstancias me niego a visitarlo y menos dar poder a alguien para dicha visita, como señal de protesta contra la desaparición forzosa y humillante de mi hijo.

Nota: Las personas que me han pedido visitar a mi hijo, no lo han hecho sino a título personal, nunca por encargo oficial.