La Ley del Castillo

España

a Ley del Castillo de la que tanto hemos oído hablar últimamente debido a casos muy mediáticos y sangrantes (léase por ejemplo; “El drama de un policía que disparó en legítima defensa” o “Piden a una madre dos años de prisión por salvar a su hija de su maltratador”), tras investigar su orígenes y aplicación actual, podemos constatar:

La siguiente frase “Мой дом моя крепость” es un dicho ruso que podríamos traducir al castellano como “Mi casa es mi fortaleza” o “Mi casa en mi castillo”.

Sin embargo, la frase original no es rusa, su origen es británico, de hecho la frase se le atribuye a  Edward Coke, abogado de la Corona Británica en el año 1592.

Edward enunció esta frase para ilustrar que, según su opinión, para entrar en la vivienda de un ciudadano no bastaba con expresar que se venía en nombre del rey, sino que se debía de contar con una orden de allanamiento y que todo ciudadano en su propia casa era el rey y por consiguiente tenía derecho a decidir quién entraba y quién no.

Actualmente la ley del castillo, tal y como la enunció Sir Edward, sigue implantada en la mayoría de los países del mundo, y la policía no puede entrar en las casas de los ciudadanos sin órdenes judiciales, lo que se conoce como la “inviolabilidad del domicilio”.

Ese es el carácter original de la ley, no obstante en algunos lugares como en los Estados Unidos “Ley del Castillo” o “Doctrina del Castillo” ha sido reinterpretada desde el punto de vista de la autodefensa.

Samuel Vázquez, Policía Nacional y Coordinador General de la plataforma “Una Policía para el Siglo XXI” expone en las Jornadas Policiales de Zuera, cual es su interpretación sobre  “La Ley Castillo”.

Aunque podamos estar de acuerdo con las palabras y la forma de expresarlo de Samuel, no es exactamente la realidad de este Ley.

La Ley del Castillo, “es una ley americana que designa la residencia de la persona (o en algunos estados cualquier lugar legalmente ocupado como incluso, el coche o el lugar de trabajo) como un lugar en el que la persona goza de cierta protección e inmunidad y en la que bajo determinadas circunstancias puede incluso atacar a un intruso sin por ello estar sujeto a enjuiciamiento“.

Pero esta Ley tiene unos requisitos generales en Estados Unidos, que son los siguientes:

  • El intruso tiene que hacer un intento de estar entrando ilegalmente o por la fuerza en la vivienda.
  • El intruso tiene que estar actuando ilegalmente, no se puede atacar a un invitado, por ejemplo.
  • El ocupante tiene que de alguna manera pensar que puede ser dañado o agredido por el intruso.
  • El ocupante no puede de alguna manera haber forzado al intruso a entrar en la vivienda.
  • Y por último y muy importante, el ocupante tiene que intentar abandonar la casa (“Deber de retirada” o “Duty to retreat”) y sólo puede hacer uso de la “La Ley del Castillo” en caso de no poder escapar.
Resumen

Según la Ley del Castillo americana, solamente puedes repeler una entrada ilegal en tu domicilio, si no tienes la posibilidad de escapar y el intruso muestra violencia hacia a ti o hacia los demás moradores de la vivienda.

Conclusión

El simple hecho de que alguien entre en tu vivienda  a las tres de la mañana no te faculta para poder hacer uso de tu arma y abatir a los asaltantes.

Fuente: PolicíaH50