La hermana del rey Juan Carlos, la infanta Doña Pilar ha fallecido a los 83 años de edad

España

El pasado 5 de enero la Infanta ingresaba en un centro hospitalario. Esta misma mañana recibía las visitas del rey Juan Carlos y la reina Sofía

La infanta Pilar ha muerto este miércoles en el hospital Ruber Internacional. La hermana del rey Juan Carlos ha fallecido como consecuencia de un cáncer de colon que arrastraba desde hacía unos meses. Así lo ha confirmado la familia.

Renunció a sus derechos dinásticos por amor

Nacida en Cannes (Francia) en 30 de julio en 1936, pocos días después del estallido de la Guerra Civil

Su infancia y adolescencia transcurrió en el exilio, primero en Francia, luego en Italia (donde dos años después que ella nació su hermano Juan Carlos, y más tarde Margarita y Alfonso) y finalmente en Portugal, donde se instalaron los Condes de Barcelona y sus cuatro hijos. En Estoril cursó el bachillerato y también enfermería lo que la llevaría a trabajar como voluntaria en hospitales públicos

Resultado de imagen de la infanta doña pilar ha muerto rtve

Toda la vida de la infanta Pilar, a quien su padre concedió el titulo de duquesa de Badajoz, se ha desarrollado en un segundo plano. Tras la proclamación de su hermano Juan Carlos como rey de España, y a diferencia de otras casas reales, ni la infanta Pilar, ni su hermana, la infanta Margarita tuvieron representación oficial

Su enlace morganático obligó a la primogénita de don Juan de Borbón y de doña María de las Mercedes a desmarcarse de la línea sucesoria en virtud de la Pragmática Sanción de 1776 del rey Carlos III sobre matrimonios de los miembros de la Familia Real, algo de lo que nunca se arrepintió.

Doña Pilar, que hablaba francés, inglés, italiano y portugués, fue una mujer viajera por las circunstancias del exilio y por afición.

Otra de sus pasiones era el deporte, especialmente la hípica, y tras demostrar su talento como amazona, llegó a la presidencia de la Federación Ecuestre Internacional, en la que estuvo doce años (1994-2006). También formaba parte del Consejo de Honor del Comité Olímpico Español.

«Es mejor irse a tiempo, antes de que te den la patada. Ya me siento cansada, viajo continuamente y los viajes largos, a pesar de ser divertidos, me agotan», concluyo para justificar en su día renuncia al cargo para disfrutar más tiempo de sus hijos y nietos