LA GUERRA TEMPLADA

Artículos de opinión

Por David Alboger-Hansen

Porque la guerra fria no termino, solo se desmorono «el paraíso del socialismo», al no comprender que ni Marx era un profeta, ni sabia como crear riqueza fuera del capitalismo, ni Lenin estaba interesado en «la revolución», si no en aniquilar a la dinastía Romanov por la ejecución de su hermano, implicado en un intento de asesinato del «Tsar», (Cesar en ruso).

Socialismo y comunismo no son iguales ni de lejos, el socialismo no es una «lucha de clases», a lo nazi, pero exterminando «decadentes capitalistas burgueses», el socialismo es sencillamente, convertir los privilegios de los mas ricos, en derechos para todos, que TODOS puedan practicar esgrima, o hípica, acceso a las diversas formas de cultura, y culturas, y una educación real, no el adoctrinamiento de los niños en «ser patriotas», y sobre todo obedientes ciudadanos, (esclavos de un sistema basado en mentiras).

En la guerra fría, en el tablero mundial de banderitas y rayas en un mapa, tres bloques de pensamiento estaban enfrentados, los iluminados que convirtieron las sedes comunistas en una especie de templo donde adorar a Dios, occidente, incluyendo a Japón, Corea, Australia, y Sudáfrica, (la de los superhombres blancos), y el tercer mundo, no con el que crecí, con las cajitas del Domund para los pobrecitos niños hambrientos en África.

La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie y exterior
La imagen puede contener: cielo, exterior, naturaleza y texto

El tercer mundo era el mas poblado, el mas rico en recursos y materias primas, India, Cuba, Yugoslavia, e Irak, lideraron la «Liga de los no alineados», aunque evidentemente compraban mas armas soviéticas que americanas, en el año 91, ese escenario se rompió, en Yugoslavia comenzó la guerra civil, Cuba quedo en la indigencia al no recibir mas ayuda de Moscú, y Sadam Husein se inmolo al invadir Kuwait.

Se intento despedazar aun mas lo que quedo la URSS, con las guerras de Chechenia, y la guerra entre Armenia y Azerbayan, pero no se atrevieron a patear al oso ruso, porque aunque agotado, un zarpazo desde el suelo podia suponer la vuelta de los dinosaurios mas fanáticos al poder, y las armas nucleares en sus manos.

El intermedio, la socialdemocracia Europea, que equilibraba el capitalismo con el socialismo, se suicido en 2001 al permitir la guerra en Afganistan, siendo parte de la OTAN, y ya nada pudo evitar ni el capitalismo mas salvaje, ni la guerra de Irak, que termino al hundirse la economía mundial en 2008.

Ya no estamos en «guerra fría», ahora esta templada, y subiendo, ¿tu me quitas Ucrania, y provocas carnicerías en Libia o Siria?, tranquilo, desestabilizaremos a la Unión Europea, (objetivo común), y la declaración de «emergencia climática», se debe a que ahora se sufre en Europa y América del norte se sufren olas de calor, sequías, o tormentas apocalípticas, no es mas que la excusa para el objetivo de cerrar la «globalizacion».

La globalizacion es básicamente «lo tuyo es mio, y lo mio es mio», lo único globalizado, ademas de la injusticia, es Internet, la cantidad de productos sometidos a tasas altísima o embargos al «tercer mundo», es incalculable, la siguiente maniobra esta en marcha, aislar aun mas a los países ricos de los demás, política aislacionista, el «Trumpismo», no solo colocar muros en las fronteras, cerrar fronteras a productos de importación para forzar a procesarlos allí, la economía mejorara, y encima serán aclamados, (y votados), por la mayoría.

Depender del petroleo no es solo un suicidio, es alimentar a sátrapas criminales, sean Reyes, o dictadores bananeros, y sobre todo a Irán, Venezuela, y Rusia, «los chicos malos de la película», el siguiente escalón en esta locura, es el que encontró Roosevelt, con medio mundo en manos de fanáticos de extrema derecha o izquierda, mas Japón, cada vez mas agresivo, y atacando cada vez a mas territorios.

Una verdadera catástrofe medio ambiental iba a convertir a los Estados Unidos en un desierto, el «dust bowl», un hombre en silla de ruedas, pudo levantar al mundo entero para detenerlo, la cuestión es, ¿quedan políticos así?.