LA FUNDACIÓN SAN PRUDENCIO PONE EN MARCHA DONACIONES ENTRE SUS TITULARES Y OFRECE EL APOYO DE SUS SERVICIOS MÉDICOS

Vitoria-Gasteiz

La Fundación Laboral San Prudencio va a poner en marcha una serie de iniciativas que minimicen, en la medida de sus posibilidades, los perjuicios laborales y económicos que está produciendo esta crisis sanitaria y los efectos del estado de alarma. En línea con las propuestas y opiniones de sus asociados y reflejando su claro compromiso con la sociedad alavesa, la entidad va a desarrollar varias iniciativas de apoyo a su colectivo.


En primer lugar, la entidad va a trabajar en la canalización de las diferentes
iniciativas de los titulares hacia los organismos encargados de la ayuda solidaria, especialmente orientadas a la fabricación de equipos sanitarios y cesión de tiempo en forma de voluntariado. En este sentido, cada iniciativa que está llegando a la Fundación es estudiada individualmente y posteriormente dirigida a la red de solidaridad organizada por el Gobierno Vasco, compuesta por la red de redes del tercer sector social (Sareen Sarea), Cáritas, Cruz Roja y las Agencias de Voluntariado, articuladas en la Mesa de Diálogo Civil de Euskadi y el Consejo Vasco de Voluntariado, todos bajo las directrices del Departamento de Salud y el Lehendakari.

Como destaca Esther Unceta-Barrenechea, Directora General de la entidad, “estamos enormemente orgullosos de los trabajadores y trabajadoras y podemos decir que ninguna iniciativa se ha quedado sin respuesta y que todas están ya colaborando de manera solidaria en la lucha contra el coronavirus”.


Además, la Fundación va a poner en marcha un mecanismo de donación entre los y las titulares, recogiendo el interés de sus asociados por realizar aportaciones económicas para la compra de material médico. Para ello, se habilitará en breve el mecanismo correspondiente y se comunicarán los medios para hacerlo efectivo.


Y en tercer lugar, La Fundación pone sus equipos médicos a disposición de los titulares para que estos profesionales sanitarios resuelvan las dudas surgidas con respecto a la problemática del COVID-19. Para ello, su cuadro médico, que se encuentra integrado en el Servicio Mancomunado de Prevención de Riesgos Laborales y que da servicio a empresas de La Fundación, está colaborando con el Gobierno Vasco en la resolución de las dudas planteadas por nuestro colectivo, apoyando así a los profesionales de Osakidetza.

Con estas medidas, la Fundación da continuidad a la labor que ya puso en marcha al inicio de esta crisis ofreciendo su ayuda directa a las pymes y micropymes alavesas, las cuales representan un alto porcentaje de nuestro tejido empresarial, y que están atravesando serias dificultades. Ahora, la entidad se sitúa al lado de los trabajadores y trabajadoras con nuevas medidas comprometidas y solidarias.


Trabajando JUNTOS, buscando y encontrando soluciones


La Fundación San Prudencio ha cumplido 51 años de existencia siendo el Punto de Encuentro de empresas, trabajadores y la sociedad alavesa. Especialmente en las situaciones complicadas, la entidad siempre ha encontrado la solución a los problemas que se iban planteando. En el pasado fueron los economatos, después hubo otras crisis y hoy es el COVID-19. Y en el futuro continuaremos trabajando, JUNTOS, buscando y
encontrando soluciones.