La Ertzaintza investiga la aparición del cadáver del conductor de una furgoneta en Oiartzun

Euskadi

El vehículo apareció ayer estacionado en un área de servicio de la AP-8

El cuerpo sin vida apareció la tarde de ayer en el interior del vehículo después de que un camionero alertara de cómo el conductor de una furgoneta estacionada en el aparcamiento podría estar fallecido. Los Recursos de Emergencias tuvieron que forzar una de las ventanillas del vehículo para acceder a la víctima confirmando su fallecimiento. El cadáver podría pertenecer a un varón de nacionalidad alemana desaparecido el pasado día 21 de diciembre.

Eran las tres y media de la tarde de ayer cuando un camionero alertaba a los responsables de un área de servicio de la AP-8 en Oiartzun del posible fallecimiento del conductor de una furgoneta. El vehículo estaba estacionado en el aparcamiento del establecimiento y el conductor se encontraba inmóvil con apariencia de encontrarse sin vida.
Varios recursos del Servicio de Emergencias se trasladaron al lugar, entre ellos una patrulla de la Ertzaintza que tuvo que romper la ventanilla del vehículo para facilitar el acceso a los sanitarios, ya que la furgoneta se encontraba cerrada. Tras comprobar sus constantes vitales confirmaron que el conductor se encontraba fallecido.
El cuerpo fue trasladado al Servicio de Patología forense de Donostia-San Sebastián por orden judicial. La Ertzaintza trata de identificar el cadáver, que podría corresponder al de un varón de 67 años de edad desaparecido en Alemania desde el pasado día 21 de diciembre, y esclarecer las causas de su fallecimiento.