La Ertzaintza detiene a un varón que hacía de mula tras expulsar 145 bellotas de hachís que llevaba en su organismo

Euskadi

El autor ha permanecido dos semanas ingresado en el hospital de Cruces por el efecto de la ingesta de dicha sustancia

El presunto autor de los hechos, un varón de 39 años de edad, era arrestado ayer martes por un delito contra la salud pública, tras ser dado de alta en el hospital de Cruces en Barakaldo, donde ingresó dos semanas atrás después de haberse sentido indispuesto en el aeropuerto de Loiu. Durante los quince días que ha permanecido ingresado, sedado y entubado, en la UCI del hospital, el presunto traficante expulsó de su organismo un total de 145 ?bellotas? o envoltorios que contenían hachís.

Tal y como se podía determinar, el detenido sufrió una indisposición el pasado día 26 de noviembre cuando se encontraba en la zona de tránsito del aeropuerto de Loiu. Debido a su estado se procedió a su evacuación en ambulancia al hospital de Cruces, donde permaneció sedado y entubado en la Unidad de Cuidados Intensivos. Tras las pruebas y exploraciones correspondientes, desde el citado hospital se alertó a la Ertzaintza de dicha circunstancia.

En base a las indagaciones efectuadas por agentes de la Ertzain-etxea de Sestao, se pudo determinar que dicho varón, afincado en la provincia de Granada, había estado alojado en un hotel cercano a la capital vizcaína la víspera de su hospitalización. Entre otros aspectos derivados de la investigación, se confirmó que una semana antes había efectuado un viaje a la ciudad marroquí de Tánger, donde presumiblemente se había aprovisionado del hachís. Con posterioridad habría introducido dicha sustancia estupefaciente en su organismo en forma de bellotas para eludir los controles policiales. De esta forma y  actuando a modo de ?mula? pudo introducir la droga en la península.  

Ayer martes, una vez que el presunto traficante era dado de alta en el hospital , agentes de la Ertzaintza procedían a su arresto bajo la acusación de un delito contra la salud pública. Una vez ultimadas las diligencias policiales, el arrestado era puesto a disposición del juzgado de guardia de Barakaldo.