La Ertzaintza detiene a cuatro personas y abre una investigación por los disturbios de ayer en Donostia

Euskadi

Abierta una investigación policial para identificar y detener al resto de participantes en los altercados

En la tarde noche de ayer en la parte vieja de Donostia-San Sebastián la Ertzaintza procedía a la detención de cuatro jóvenes, tras registrase una serie de disturbios que causaron daños en mobiliario público y en establecimientos hosteleros. Hay abierta una investigación para tratar de identificar a más participantes en los incidentes.

Los disturbios se iniciaron sobre las ocho y media de la tarde en la Parte Vieja de Donostia. Agentes de la Guardia Municipal de Donostia-San Sebastián realizaban  una detención en la Plaza de la Trinidad y un grupo  de personas trató de impedir la acción policial con el lanzamiento de objetos contundentes contra los recursos. Ese grupo de personas llegó a rodear en actitud violenta y amenazante a los agentes de policía.

Varias patrullas de la  Ertzaintza  acudieron en apoyo y fueron recibidas también con  el lanzamiento de botellas, piedras, tapas de alcantarilla y material de pirotecnia. Los congregados en el lugar se dispersaron por las calles aledañas, generando daños en establecimientos hosteleros y en el mobiliario público, quemando varios contenedores.

La Ertzaintza se desplegó por la Parte Vieja para neutralizar los disturbios y detener a las personas participantes. Así, se practicaron cuatro arrestos de varones de edades comprendidas entre los 18 y los 31 años. Todos por un delito de desórdenes públicos y uno de ellos, además, por un atentado a agentes de la autoridad. Una persona ajena a los incidentes recibió un golpe en la mandibula y fue trasladada al Hopital. Un total de ocho agentes sufrieron algún tipo contusión, uno de los cuales precisó atención hospitalaria durante los disturbios, que fueron controlados sobre las once de la noche. Además, durante los disturbios un viandante resultó herido y tuvo que ser evacuado a un centro hospitalario.

Los detenidos fueron trasladados a dependencias de la Ertzaintza para dar inicio a las diligencias policiales y, a lo largo de esta mañana, pasarán a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de Donostia-San Sebastián. La Ertzaintza ha  abierto una investigación para tratar de identificar y arrestar  al resto de personas promotoras y participantes en estos incidentes.