La delegación marroquí desmantela las falsedades argelinas sobre el Sahara marroquí ante la 47ª sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra

Internacional

La delegación que representa a Marruecos en la 47ª sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra desmanteló el martes las falsedades y acusaciones falaces de Argelia sobre la situación en el Sahara marroquí.

Dirigiéndose a los miembros del Consejo, el Embajador Representante Permanente de Marruecos ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, Omar Zniber, denunció las mentiras contenidas en una declaración emitida en nombre de un pequeño grupo hostil a la integridad territorial del Reino, a instancias de Argelia, observando que este país, como de costumbre, está tomando como rehén la labor del Consejo instrumentalizando la cuestión del Sáhara marroquí, fuera del marco único en el que se aborda, a saber, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El señor Zniber quiso expresar, al respecto, “su asombro ante esta declaración, triste labor del representante de Argelia, cuyo régimen apoya, arma y financia al grupo armado separatista con el único objetivo de socavar la ‘integridad territorial de Marruecos’ .

Los últimos acontecimientos «han demostrado que esta pandilla está a la imagen de su presunto líder que está siendo procesado en un país miembro de la Unión Europea por atroces delitos de violación, confinamiento forzado, tortura y ejecución, y por encima del mercado, robo de identidad». 

«¿Cómo puede el criminal Brahim Ghali, protegido por Argelia, pretender, falazmente, representar a una población, que tiene muchas víctimas de su comportamiento bárbaro, indigno y contrario a los derechos humanos más básicos? Conceder a este individuo que no puede moverse libremente, salvo a través de documentos falsificados y una identidad usurpada, para ocultar su entrada en territorio europeo y evadir la justicia, a través del régimen argelino y grandes sumas gastadas del dinero del contribuyente argelino, en un momento en el que el hermano pueblo argelino padece la ausencia de los más urgentes ¿necesidades? » se preguntó a sí mismo.

En cuanto a las denuncias de ruptura del alto el fuego, la cuestión concierne más al partido que lo reclama, es decir, el grupo armado separatista del Polisario, observó el embajador, señalando que los separatistas buscan a través de este acto «desviar el proceso político de los positivos. y camino continuo de reconocimiento del carácter marroquí del Sahara por un gran número de países”.

Ninguna de las declaraciones y la agitación de los medios de comunicación ha afectado en modo alguno los parámetros de solución política definidos por las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, aprobadas por el Secretario General de las Naciones Unidas y toda la comunidad internacional, recordó el Sr. Zniber.

«No hay, por tanto, ruptura del alto el fuego excepto en la mente de quienes lo defienden llamando a la guerra y al enfrentamiento militar, para encubrir sus fracasos y su desmembramiento interno», dijo.

También se pronunció contra las falsas acusaciones del pequeño grupo hostil sobre la situación de los derechos humanos en las provincias del sur.

«Es ridículo pretender atribuir a las provincias del sur de Marruecos una situación particular de derechos humanos por dos motivos», observó el diplomático marroquí, quien subraya, por un lado, la ausencia de elementos o hechos coherentes con estas denuncias.

Ningún organismo internacional, ni siquiera la MINURSO, que se encuentra allí, ha señalado la existencia de presuntas violaciones de derechos humanos, simplemente porque la situación es perfectamente normal y la población local, como en el resto del país. Territorio marroquí, disfruta de toda su derechos y libertades garantizados por la Constitución, argumentó.

Por otro lado, las pocas delegaciones aisladas que transmiten estos alegatos no tienen legitimidad para hablar de respeto a los derechos humanos, dijo.

Estos países deberían avergonzarse de querer atacar a Marruecos en aspectos en los que están más calificados para ser condenados, y que son objeto de examen durante esta sesión, así como múltiples enfoques de violaciones. Actos masivos que cometen contra sus poblaciones , «él dijo.

El Sr. Zniber subrayó en este sentido que Marruecos «concede libertad de expresión y circulación a los pocos separatistas presentes en su territorio, que el régimen argelino no permite miembros del Polisario y menos aún a sus detractores a nivel nacional».

Asimismo, el territorio del Sahara marroquí está abierto a todas las visitas de delegaciones oficiales, representantes de los medios de comunicación internacionales y todos los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos que evalúan, de primera mano, el nivel de desarrollo de las provincias marroquíes a todos los niveles, añadió. observando que la retórica sobre la Misión Técnica carece por tanto de sentido.

Durante esta sesión, realizada por videoconferencia, el Sr. Zniber también presentó la declaración de Marruecos en el marco del «Diálogo Interactivo» sobre el informe anual del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

 Expresó, en este sentido, su seria preocupación por las masivas violaciones que se están produciendo en Argelia, y que continúan a pesar de los múltiples llamamientos realizados en todo el mundo para evitar la desestabilización de este país vecino, cuyos dirigentes son fuertemente cuestionados, incluso sobre la legitimidad de no sólo de sus acciones, pero también, más seriamente, de su representatividad.

En otro registro, el Embajador señaló que Marruecos ha mantenido el ritmo de implementación del Plan Nacional de Acción para la Democracia y los Derechos Humanos, para consolidar el proceso de reformas políticas, y los logros en materia de promoción de los derechos humanos, de los cuales la OACNUDH se convirtió en consciente a su debido tiempo.

En este sentido, se centró en cuatro logros importantes en Marruecos, citando en particular la publicación del informe de la Comisión Especial sobre el Modelo de Desarrollo, que esboza los contornos de un modelo, basado en la solidaridad, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, justicia social, libertades, sostenibilidad, con miras a construir una sociedad emancipada, socia de un Estado fuerte.

También destacó la decisión de SM el Rey Mohammed VI relativa a la solución definitiva del problema de los menores marroquíes no acompañados, que se encuentran en situación irregular en determinados países extranjeros.

El Sr. Zniber también recordó el establecimiento de dos convenios relacionados respectivamente con la protección y fortalecimiento de los derechos de las personas con discapacidad, y la promoción de los valores de los derechos humanos en el ámbito escolar y universitario, además del establecimiento de una guía para estandarizar y gestionar mejor las situaciones de huelga de hambre en los establecimientos penitenciarios.