La comunidad judía marroquí en México aplaude las decisiones anunciadas por SM el Rey y el presidente Trump

Internacional

La comunidad judía marroquí de México reiteró su apego a la madre patria, aplaudiendo el reconocimiento por parte de Estados Unidos de la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara y la decisión de reanudar los contactos oficiales y las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel.

«Nosotros, los judíos marroquíes, llevamos Marruecos en la sangre. Todos somos fieles y leales a SM el Rey Mohammed VI y seguimos visceralmente apegados a nuestra patria», declaró, el lunes a la MAP, el rabino Mesoud Asher Zrihen, calificando de «punto de inflexión histórico» la decisión de la administración Trump de reconocer la plena soberanía del Reino sobre el Sáhara marroquí y de abrir un consulado estadounidense en la ciudad de Dajla.

«Esta valiente decisión anunciada por el presidente Trump es un acontecimiento importante porque emana de un gran país, lo que permitirá consagrar aún más la marroquinidad del Sahara en la escena internacional», se felicitó al margen de un encuentro en la Embajada de Marruecos en la Ciudad de México para mostrar el orgullo de la comunidad judía marroquí después de las dos importantes decisiones.

Destacando la «relación especial y única en el mundo» que une a los judíos marroquíes con su patria, el rabino Asher Zrihen saludó calurosamente la decisión adoptada por Marruecos, bajo la sabia e ilustrada dirección de SM el Rey Mohammed VI, de reanudar las relaciones diplomáticas y promover las relaciones económicas con Israel, en perfecta armonía con las constantes posiciones de Marruecos en favor de la paz en el Oriente Medio y en virtud de los especiales lazos que unen a la comunidad judía de origen marroquí con la augusta persona del Soberano.

La comunidad judía marroquí de México está «muy contenta con esta reanudación de las relaciones diplomáticas oficiales», dijo Zhiren con emoción, subrayando que esta iniciativa sólo puede ser beneficiosa para ambas partes y para la paz y la estabilidad en la región.

Los miembros de la comunidad judía presentes en esta reunión con el embajador de Marruecos en la Ciudad de México, Abdelfattah Lebbar, expresaron su adhesión a su marroquinidad y su gratitud por el alto nivel de atención que el Soberano muestra a los miembros de la comunidad judía marroquí en todo el mundo.

«Su Majestad el Rey Mohammed VI y su Augusto Padre, el difunto SM Hassan II y su Augusto Abuelo, el difunto SM el Rey Mohammed V, han mostrado la mayor benevolencia y solicitud hacia el pueblo de su país. Han demostrado una tolerancia ejemplar hacia nuestra comunidad judía», añadió el rabino, asegurando que la comunidad judía marroquí en México no escatima esfuerzos en la defensa de las causas sagradas de Marruecos y en la promoción de este país como un remanso de paz y coexistencia.