La Catedral Nueva de Vitoria estrena el primer columbario Diocesano

Artículos de opinión
Por Vicente Luis García Corres (Txenti)

un sitio que se ideó para ser el lugar de enterramiento de los obispos de Vitoria

Capacidad total 300 urnas

Habrá un espacio común para las cenizas de quienes no puedan asumir el coste de un alquiler

El Domingo 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, el obispo de Vitoria procederá a la bendición del primer columbario para la Diócesis, que estará ubicado en la Cripta de la Catedral Nueva de María Inmaculada. 

Según ha informado el párroco de la Catedral y uno de los Vicarios de ciudad, Unai Ibañez, “el espacio habilitado en la cripta tendrá una capacidad de 300 urnas y estará a disposición de toda la diócesis. No se ha concebido para uso exclusivo de la feligresía de la Catedral ni de los ciudadanos de Vitoria”.javascript:false

Este columbario, iniciado por petición popular, “se ha construido en la cripta de este templo, en un sitio que originalmente se ideó hace más de un siglo para ser el lugar reservado al enterramiento de los obispos de Vitoria, que actualmente son depositados en la Catedral vieja de Santa María” señala Ibañez. 

UNai Ibañez

“Tras un estudio del espacio y su adaptación con unas obras, que empezaron tras el verano, quien quiera podrá reservar un espacio entre los 95 huecos para depositar las urnas con las cenizas en la cripta de la Catedral Nueva” dice el párroco. 

A partir de la semana próxima, todo el que quiera podrá pedir información para alquilar estas sepulturas por plazos de 30 años, prorrogable en el tiempo. Cada uno de estos pequeños nichos, de forma cuadrada, se encuentran situados en una zona amplia, en el lateral del altar,  y tiene dos modalidades de espacio pudiendo albergar 3 o 6 urnas por hueco. Además de estos, “se ha reservado un área comunitaria para depositar las cenizas de las personas que no puedan asumir el coste del alquiler de estos huecos individuales, las cuales estarán también en esta cripta con el debido respeto y disponibilidad para la oración de sus seres queridos” concluye Unai Ibañez. 

Desde el obispado se señala que uno de los objetivos que se pretende cubrir con esta iniciativa es el de solventar algunas restricciones legales, como esparcir o aventar las cenizas al aire libre, así como la indicación de la Iglesia de no hacerlo. En cambio, depositar las urnas en un lugar sagrado, acorde con la fe del difunto y en una ubicación digna para acudir a rezar en presencia de sus cenizas, es una de las intenciones que han movido al Consejo Parroquial de María Inmaculada para hacer esta obra y abrirla a todas las personas de la Diócesis.

Desde este mismo Consejo recuerdan además que los días 8 de cada mes, por coincidir con el 8 de diciembre, día de la Inmaculada y titular de la Catedral Nueva, la eucaristía de la mañana se celebrará en memoria de los difuntos cuyas cenizas se encuentren en este templo.

Para reservas e información, llamar en horario de mañana al 945 13 29 52. Respecto de los precios de alquiler de los espacios el Consejo aún no ha concretado los mismo, en todo caso si han fijado un límite máximo de 1500€ por 30 años. 

La idea de disponer de un columbario de titularidad diocesana no es nueva, hace años se barajó como una de las posibles opciones para el templo de San Francisco de Asís, tras dejar de dar sus servicios como parroquia. La proximidad al cementerio de Santa Isabel y la amplia nave central eran los argumentos a favor. Entre las trabas a este proyecto estaban las cláusulas que los arquitectos fijaron en su día con el obispado para respetar la arquitectura de uno de los templos considerados patrimonio artístico moderno de la Diócesis. 

El servicio de columbario siempre está presente entre las posibles opciones de uso y recuperación de espacios de la Iglesia que hayan dejado de dar servicio. 

Non solum sed etiam

Tus cenizas en el corazón de la ciudad. Este podría ser el lema de la campaña publicitaria para dar a conocer el nuevo columbario de Vitoria, con la novedad de que este es de titularidad diocesana.  Además, este columbario tiene detalles simbólicos: por ejemplo, donde se pensó que reposaran los restos mortales de los pastores ahora será un espacio para las cenizas de los fieles; otro detalle es que el espacio corresponde a la Cripta de la Catedral, el templo de Toda la Diócesis; y un último detalle, es que es “la Cripta”, con ese simbolismo de catacumba que entronca con los primeros cristianos. Es el primer columbario de la Diócesis, y posiblemente no sea el último.