La adopción del acuerdo agrícola Marruecos-UE testimonia la importancia del Reino como socio estratégico que posee sus propias particularidades (Bourita)

Internacional

La adopción por el Parlamento Europeo, por abrumadora mayoría, del acuerdo agrícola Marruecos-Unión Europea (UE), demuestra la importancia del Reino para la UE como socio estratégico que posee sus propias particularidades, indicó, el miércoles en Rabat, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Nasser Bourita.

La adopción de este acuerdo es una experiencia que demuestra que Marruecos se considera como un socio importante para la UE, que tiene en cuenta los intereses supremos del Reino, subrayó Bourita en una rueda de prensa tras entrevistarse con la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, precisando que esta adopción afirma que todo acuerdo debe obligatoriamente integrar las provincias del Sur del Reino, como base de toda asociación sólida.

«Nuestra asociación demostró, a lo largo de este período, su resiliencia a los ataques, a las maniobras y a todas las acciones que tienden a torpedearla y a crear una crisis entre Marruecos y la UE», añadió Bourita para indicar que el timing elegido refleja una fuerte voluntad de sobrepasar esta situación y reactivar la asociación en todos los dominios, particularmente político, de seguridad y económico.

En este sentido, prosiguió el ministro, se acordó reactivar todos los mecanismos de cooperación y de asociación suspendidos desde el 2016, para dotar la asociación UE-Marruecos del peso importante que tenía, sobre la base de las experiencias acumuladas a lo largo de mucho tiempo, habida cuenta de las relaciones históricas que ligaron siempre a Marruecos y la UE.

El Parlamento Europeo adoptó, el miércoles, este acuerdo con 444 votos a favor para y 167 en contra.
[14:29, 18/1/2019] Musta: – La adopción del acuerdo agrícola entre la Unión Europea (UE) y Marruecos, por amplia mayoría del Parlamento Europeo, permite iniciar una nueva etapa en las relaciones entre las dos partes, indicó, el miércoles en Rabat, la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini.

Expresándose en una rueda de prensa posterior a su entrevista con el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Nasser Bourita, Mogherini se mostró «convencida» de que es «posible reactivar la asociación Marruecos-UE sobre nuevas bases y conferirles un nuevo impulso, con el fin de escribir un nuevo capítulo, positivo e intenso, de la larga historia que liga a la Unión Europea y el Reino».

Marruecos, además de tener un papel clave en la vecindad mediterránea, es un «socio estratégico de la UE desde hace 50 años», precisó la responsable europea para agregar que la UE y Marruecos aspiran actualmente a realizar un salto cualitativo en sus relaciones para edificar una asociación de vocación regional, particularmente en el Mediterráneo, el mundo árabe y África, que esté a la altura de las expectativas de los ciudadanos de los dos lados del Mediterráneo y que permita alcanzar los objetivos comunes.

Mogherini recordó, por otro lado, el acento que hizo SM el Rey Mohammed VI sobre la juventud, el empleo y la formación profesional, dominios, estimó, que serán una pista de trabajo extremadamente fructífera para el futuro entre la UE y el Reino.

Tratándose de las cuestiones de la seguridad y de la migración, Mogherini dio a conocer que la nueva fase permitiría abordarlas todavía más con el fin de que la UE pueda sacar provecho del buen trabajo y de la pericia marroquí e intercambiar las experiencias en estos dominios, para obtener así, en Marruecos y en Europa, los mejores resultados.

Federica Mogherini empezó, el miércoles, una visita de dos días a Marruecos dedicada a consolidar la dinámica de reactivación de las relaciones entre el Reino y la UE.

Durante su visita, Mogherini se entrevistará con varios altos responsables marroquíes y representantes de la sociedad civil para repasar las relaciones bilaterales en los dominios político, económico, de seguridad y migratorio.