La acusación del Frente Polisario contra España por advertir a españoles de posibles atentados en Tinduf

España

El Frente Polisario acusa a España de dejarse manipular y achaca la advertencia del Ministerio de Exteriores a la visita del ministro marroquí

Imagen relacionada

Al Frente Polisario y el Gobierno de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democráca (RASD), les resulta «infundadas e «injustificables los avisos del Ministerio de Asuntos Exteriores español al pedir a los españoles que no viajen a los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia) al considerar el territorio como posible foco de atentados.

El Frente Polisario ha atribuido en un comunicado este jueves, la advertencia de España a la visita que el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, hizo este miércoles a Madrid.

El Frente polisario acusa directamente a España de ser la causa de la tragedia de los saharauis, de continuar perjudicando a su pueblo en contra de sus reivindicaciones y su lucha. Y exige a España, «que asuma su responsabilidad política, legal y moral para poner fin al proceso de descolonización del Sáhara Occidental en lugar de continuar atacando a un pueblo indefenso» . Y que deje de evadir su responsabilidad.

El Frente Polisario asegura que no existen bases para las advertencias del Ministerio de Exteriores español, y que «se pueden visitar los campamentos de refugiados saharaui con toda seguridad». Prosiguen en su comunicado a la agencia de noticias SPS

En su opinión el Polisario alega que, fue España quien, «en complicidad con Marruecos y Francia, prefabricó las falacias y la existencia del horror y el peligro inminente en los campamentos de refugiados saharauis» que en ocasiones anteriores han servido para «intimidar y obligar a las organizaciones humanitarias a detener sus actividades» y recortar el apoyo a los refugiados.

Imagen relacionada

Y ha acusado al Ministro Josep Borrell de unas «infundadas declaraciones» para «crear ambigüedad» e intentar «dar una mala imagen de unos campamentos que se han caracterizado por ser seguros y un lugar de acción de muchas organizaciones internacionales humanitarias».

«Es lamentable que el Gobierno español aún persiga a los refugiados saharauis incluso después de forzar su salida de sus hogares, tras cuarenta y cuatro años, en su conspiración con el estado de ocupación marroquí, en un intento de exterminarlos con el napalm y fósforo blanco, prohibidos internacionalmente», ha remachado el Polisario.