LA ACADEMIA DE CINE ESPAÑOL HACIA PAUL NASCHY,…ERASE UNA VEZ UN GRAN OLVIDADO

España

Por Patricia Medjidi Juez

Y es que nunca mejor empezó un artículo. Y si bien vuelve hacerse efectiva en este bendito país la frase, «nadie es profeta en su tierra», a mi me produce cierta pena, ver que además de no avanzar, tampoco lo hace nuestra Academia de Cine Española.

Paul Naschy o Jacinto Molina, era un actorazo, guionista, director…Un perfecto hombre orquesta del mundo del séptimo arte. Paul Naschy el hombre de los mil rostros. Nació un 6 de septiembre en el Madrid de los años 30. Concretamente en 1934. Fue además de un perfeccionista en el celuloide un deportista. Siendo joven Jacinto Molina practicó la gimnasia y más adelante la halterofilia, deporte dentro del cual se proclamó campeón de España en 1958 en la categoría de peso ligero, con ese triunfo fue seleccionado para representar al país en los campeonatos europeo y mundial de 1961, que se celebraron en Viena, y donde terminó como sexto lugar europeo y noveno mundial.

El hombre que estuvo siete horas firmando a fans en Los Ángeles y Nueva York. Ese hombre con más de 100 películas a sus espaldas. Paul, reconocido a nivel internacional, donde a día de hoy, se agota todo lo que se saca de él, sobre todo en Japón, icono del cine de terror.

Ese hombre en cuya casa sonó a horas intempestivas el teléfono, y al otro lado se encontraba la secretaria del mismísimo  Steven Spielberg, para pedirle sus películas.

Ese hombre humilde que entró en mundo del cine por orgullo, cuentan sus hijos que oyó una conversación de su madre diciéndole a su padre, -«a ver si empieza a ganarse la vida»…Con tan solo 20 años y estudiante de arquitectura, Jacinto, este joven aún por llamarse Paul, comenzó un camino donde los amantes del cine del terror salieron ganando y a buen seguro perdió la arquitectura. Sabiendo lo perfeccionista que era, el mundo del arte de la piedra salió perdiendo a favor de otro arte.

Bocetos realizado por Paul Naschy para un musical sobre Don Quijote

Paul fue un hombre que se enfrentó a una época dictatorial, llena de censura, en una España franquista en la que no podía existir ningún «hombre lobo». Paul se las ingenió para banderar y sortear la censura imperante de un país asfixiante. Le tocó la no menos «maldita» Ley Miró que tanto daño hizo a la industria del cine en España.

Paul ante todo eso, se inventó el «hombre lobo» polaco, no era español…Al menos en la ficción. Paul, (Jacinto) escribía sus guiones y además era novelista cuyo alías era jack mille. Novelas que a día de hoy son verdaderas reliquias y obras de arte para sus millones de seguidores.

A lo largo de su trayectoria encarnó a numerosas figuras del cine de terror clásico, como el hombre lobo, el Jorobado, el Conde Drácula, La momia… lo que le ha reportado el calificativo de El Lon Chaney español. Uno de sus personajes más famosos es Waldemar Daninsky, un hombre-lobo que aparece en varios de sus filmes, comenzando en 1968 con La marca del hombre lobo.

Juan Carlos I le entregó en 2001 la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes por su carrera.

En el documental del 2010 Las imágenes perdidas. La otra mirada del director español Juan Pinzás, se pueden ver las últimas imágenes de Naschy, en un film que acabó de rodar un mes antes de su defunción. En esta película-documental, se da vida a sí mismo hablando de la vida, de su enfermedad, de la muerte y del cine junto a realizadores cómo Javier Gurruchaga, entre otros.

Como director realizó:

Como director

  • Inquisición (1976).
  • El huerto del francés (1978).
  • Madrid al desnudo (1979).
  • El caminante (1979).
  • Los cántabros (1980).
  • El carnaval de las bestias (1980).
  • El retorno del hombre-lobo (1981).
  • Latidos de pánico (1983).
  • La bestia y la espada mágica (1983).
  • El último kamikaze (1984).
  • Mi amigo el vagabundo (1984).
  • Operación Mantis (El exterminio del macho) (1984).
  • El aullido del diablo (1987).
  • La noche del ejecutor (1992).
  • Empusa (2010).
  • Además de las películas que protagonizó.
Elvira su viuda junto a sus dos hijos Bruno y Sergio Molina

Paul Naschy (Jacinto Molina) fallece por un cáncer de páncreas un 30 de noviembre de 2009 a los 75 años de edad, en el mismo Madrid que le vio nacer.

Su carrera jamás fue reconocida por la Academia de Cine Española ni se le otorgó ningún GOYA de Honor. Un año en el que Pepa Flores (Marisol) es premiada por su trayectoria profesional (merecida y por ello que nos congratulamos). Paul Naschy permanece en el olvido. Porque una cosa nunca quitó a la otra u otro.

Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España

Desde esta redacción nos apena que sus componentes todos ellos sigan ciegos y sordos ante una legión de seguidores mundiales de Paul Naschy. Nos preguntamos por qué tan fácil premiar a unos y tan olvidados otros.

Quizá tengan que darle a Paul Nashy en cualquier país del mundo un premio póstumo, para ver si así a los integrantes de la Academia se les cae la cara de vergüenza, que siempre sean los de fuera los que tengan ya no solo reconocer sino decirnos lo bueno que tenemos aquí.

Mientras en la Semana del Terror en Donostia, a la exposición que estará hasta el 14 de diciembre 2019 CC Okendo, siguen llegando fans de todo el mundo.

No solo Goya ese magnífico pinto y grabador español cuyo premio lleva su nombre se pregunta por qué su estatuilla no está en la casa de los Molina, sino sus millones de fans para apropio nuestro.