Jorge Luis García Vázquez: «Aprendan a defender la libertad, y no permanezcan pasivos ante los abusos». Estuvo en Vitoria

Vitoria-Gasteiz

Por Vicente Luis García y Patricia Medjidi Juez

JORGEGARCIAVAZQUEZ

En noviembre de este año 2019 se cumplirán 30 años de la caída del Muro de Berlín. Esta barrera física ha sido históricamente un símbolo del totalitarismo, y su derribo un símbolo de la libertad y del inicio de una nueva era. Los 155 kilómetros de hormigón y alambres que comenzaron a construirse un 13 de agosto de 1961, acabaron dividiendo la ciudad de Berlín y separando familias, vidas e historias. Las consecuencias del Muro de la Vergüenza fueron muchas, entre ellas el control y detención de personas por parte de la Stasi, la Seguridad del Estado, la policía política de la Alemania Oriental, RDA.

Garenok, la asociación de profesores de religión de la Escuela Pública Vasca, en su compromiso de hacer llegar a muchos jóvenes  de Vitoria el testimonio vivo y directo de los protagonistas de la historia reciente (el año pasado lo hicieron con Halina Birenbaum, una superviviente del Holocausto) ha invitado a nuestra ciudad a Jorge Luis García Vázquez, activista Pro Derechos Humanos del Movimiento Cristiano Liberación.

Jorge Luis nació en La Habana (Cuba) en 1959. En 1980 llegó a Karl-Marx-Stadt (ahora Chemnitz) como intérprete para trabajadores contratados cubanos en la RDA. En 1987, cuando se encontraba trabajando en Alemania como traductor gracias a un acuerdo entre Cuba y Alemania,  fue tentado por los servicios secretos de su país para colaborar como delator e impedir la fuga de un músico. Jorge Luis no solo no accedió sino que acabó ayudando a escaparse al músico cubano. Sus conversaciones con la diplomacia americana fueron interceptadas y antes de que él pudiese también huir fue detenido por la Stasi acusado de establecer contactos ilegales con diplomáticos americanos.

El músico logró escapar, pero García Vázquez fue arrestado en marzo de 1987 y trasladado al centro de detención preventiva del Ministerio de Seguridad del Estado en Berlín-Hohenschönhausen. Allí permaneció 8 días absolutamente incomunicado y sometido a torturas psicológicas. Unos días más tarde, fue expulsado por orden judicial y trasladado a Cuba. 

En La Habana, Vázquez fue interrogado nuevamente. Luego fue “liberado”, pero se vio expuesto a las medidas de control de la seguridad nacional cubana: ella lo anuló públicamente con una prohibición profesional, le impuso controles policiales y confiscó toda su correspondencia. Se le permitió trabajar, solo temporalmente, como guía turístico y traductor. Se le asignó un trabajador social que controlaba todos sus movimientos.

En dos ocasiones estuvo tentado de fugarse clandestinamente del país, pero prefirió esperar a poder hacerlo legalmente.

En 1992 le permitieron salir de Cuba de forma definitiva. Hoy vive en Berlín y trabaja como periodista independiente. Desde 2009 ha estado guiando a grupos de visitantes a través del memorial.

En 1996 consiguió hacerse con su expediente de la Stasi, a partir de ahí se ha dedicado a investigar por su cuenta las relaciones entre los servicios de espionaje y represión cubanos y la Antigua RDA.

Es autor del libro “Fragmentos y Hojarasca” una recopilación de crónicas y relatos sobre las víctimas de dictaduras y la represión política. Entres us trabajos se encuentra también la Investigación  “Conexión Habana-Berlín Secretos de Estado y Notas sobre la colaboración entre la Stasi y el Ministerio del Interior de Cuba.”

Desde su compromiso cristiano promueve la defensa de los Derechos Humanos y la Memoria Histórica.

El momento de ser detenido por la Stasi

“Un colega me invitó a tomar un cafetito, el colega resultó ser un espía. Me llevó a la cafetería y se marchó. Cuando fui al baño allí me detuvieron y sacaron por una puerta trasera. Me metieron en un automóvil con los ojos vendados.

Me encerraron en una celda donde estaba completamente incomunicado. Solo recuerdo impotencia. Yo recibí el nº 33 y por ese número te llaman, te identifican.”

Un muro que se estaba cayendo.

“La caída del muro para mi comenzó en 1986 con motivo de una visita que pude realizar a Moscú y descubrir la caída del sistema soviético.  La insatisfacción de la población en Rusia era enorme. Capaces de construir grandes cohetes pero no poder alimentar a la población. Y por otro lado la Perestroiska de Gorvachov fue decisiva. Me sorprendió que la caída del muro no fuese violenta.”

El papel de Juan Pablo II en la caída del muro.

“Juan Pablo II fue un aliento para muchos. Y la Diplomacia Vaticana fue abriendo el camino para la unificación de Alemania.”

La Cuba que no se conoce

“Me sorprende cómo en España, que tanto tiene que ver con Cuba, se desconocen muchas de las realidades de este país. Hasta la fecha tenemos documentados cerca de 7000 fusilamientos. En los primeros años se fusilaron un promedio de diez personas cada día. Uno de los que dirigían estos fusilamientos era el doctor Ernesto “Che” Guevara de la Serna. A esta cifra habría que añadir la cantidad de personas desaparecidas en las travesías en balsas. En España no se conoció la “primavera negra” de Cuba, en el 2003, cuando fueron arrestados más de 100 disidentes que fueron condenados a 20 y 25 años de prisión.”

“El sistema represivo cubano tuvo su formación en la Stasi. El servicio de inteligencia de la RDA fue el encargado en la década de los 60 de formar al personal cubano del régimen castrista.”

Testigo de la historia reciente de Alemania y Europa.

“Angela Merkel ha sido una gran política que cometió el error retórico de “abrir las puertas” a la inmigración. El país no estaba preparado para recibir de esa forma a tantas personas. El cristiano está llamado a ayudar al prójimo, pero también hay que poner condiciones.”

“Europa no puede huir de su responsabilidad frente a la ola de inmigración. Tiene una responsabilidad moral. Pero ha de encontrar los mecanismos más efectivos para esa ayuda».

Maduro y Cuba

Repercusión en Cuba de lo que pase en Venezuela

“Cuba depende económicamente de Venezuela y del petróleo que nos regala. La presencia militar cubana en Venezuela es enorme. Si Europa y América Latina mantiene una posición clara contra Maduro, éste no puede resistir por mucho tiempo.”

Movimiento Cristiano de Liberación.

“Fue fundado en 1988 por opositores cubanos, entre ellos por el católico Oswaldo Paya, con el objetivo de preparar a los cubanos para los cambios que viniesen y que el cambio es posible. Uno de los logros del MCL fue el Proyecto Varela que hacía uso de un artículo de la propia Constitución cubana para cambiar las cosas. En el 2003 la respuesta de Fidel al Proyecto Varela fue el arresto y encarcelamiento de la mayoría de promotores de este Proyecto. Fue entonces, y el deseo de una respuesta pacífica a todo esto, lo que me lleva a ingresar en las filas del MCL.”

Una palabra desde el MCL para “nuestro” proceso de Paz.

“Oswaldo dijo una vez que si no nos podemos poner de acuerdo con el pasado tenemos que intentarlo con el presente y con el futuro. La memoria histórica no es sacar a los muertos y desaparecidos de la fosa, que se puede discutir si hacerlo o no, pero memoria histórica es llevar todo lo que pasó a los colegios, a las escuelas, a la universidad, y explicar cuáles son los factores que conducen a la violencia, por qué unos nos convertimos en víctimas y otros en victimarios.”

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/TribunaLibreES