JOKER, EL HIJO DEL GUARDIAN ENTRE EL CENTENO

Artículos de opinión
Por David Alboger-Hansen

La obra maestra de Salinger, maldita como todas las obras maestras, segun una leyenda urbana, o las declaraciones del asesino de John Lennon, y el hombre que disparo a Ronald Regan, puede inspirar a cometer crímenes en personas desequilibradas por una crisis personal.

Lo cierto es que mas alla de la caricatura histriónica de Jack Nicholson en «Batman», o el gran papel de Heath Ledger, como alguien dispuesto a sembrar el caos y el terror, «Joker», se adentra en como algunos seres humanos pueden convertirse en monstruos, cuando mas allá del dolor, en lugar de suicidarse, caso del mismo Heath Ledger, un actor que sufrió depresiones desde la adolescencia, ese hombre se revuelve contra la hipócrita sociedad que le margino e hizo sufrir.

No hay descripción de la foto disponible.

P.D. Sigmund Freud, como psiquiatra, recomendó que un niño llamado Adolf, hijo del funcionario de aduanas Austriaco Alois Hitler, fuera internado en una institución mental, no por profetizar consumiendo cocaína en lo que se convertiría siendo adulto, si no para detener los abusos de su padre, entre los que se sospecha, existían los sexuales incluso con penetración, 40 años después, totalmente lleno de odio y fanatismo, ese niño triste, solitario, y taciturno, se convirtió en el mayor asesino de la historia, (fin de la cita).