Italia no es árabe: Ultras de la Lazio: “No admitimos mujeres en las diez primeras filas”. El año pasado fue Ana Frank su víctima.

Internacional

Cuando oímos este tipo de discriminaciones nuestra mente inconsciente o conscientemente se marcha a lugares más lejanos que nos encuentran en Europa, pero…¿Realmente hemos avanzado en la lucha en este continente por la igualdad?

Leyendo panfletos como este una diría que en absoluto. La pregunta entonces es, ¿dónde fallamos?¿Qué estamos haciendo rematadamente mal? 

El año  pasado estos mismos ultras se mofaron de Ana Frank,  hoy reparten en el partido contra Nápoles octavillas donde dicen que el fondo sur es un lugar sagrado donde no caben las mujeres. ¿Acaso hay un lugar donde no quepamos ambos sexos?

Parece ser que para estos hombres, sí.

En esas octavillas podía leerse lo que el «supremo hombre» de esta agrupación ha llegado solito a pensar; «El fondo norte representa un lugar sagrado para nosotros, un ambiente con un código no escrito que hay que respetar. Las primeras filas del fondo siempre las hemos vivido como si fueran una trinchera y dentro de ella no admitimos Mujeres, Esposas ni Novias por lo que las invitamos a posicionarse a partir de la fila diez.»

Toda una declaración de inteligencia.

Y es que como la ley no sea más dura ocurren cosas como estas donde un grupo ultra que ha sido denunciado por racismo ha incorporado un grado más a sus desvaríos el componente de machismo. 

Ana Frank la niña asesinada por el nazismo fue su objeto de burla en octubre del año pasado. Algunos radicales empapelaron el estadio con la foto de Ana Frank y la camiseta del equipo rival, el Roma con una leyenda «Ana Frank anima al Roma» pretendía ser el insulto.

Italia entera estalló entonces contra los ultras de Lazio. La comunidad judia protestó, las redes sociales ardieron y la Federación de Fútbol italiana (FIGC) abrió una investigación contra esta (para mi) infamia.

La sanción preveía además de una multa con dos jornadas a puerta cerrada, otra de 50.000 euros por el comportamiento antisemita de la hinchada.

Durante las dos siguientes jornadas la Federación obligó a leer un fragmento del diario de Ana Frank en cada estadio italiano y los futbolistas de la Lazio vistieron una camiseta contra el antisemitismo.

El historial de este grupo radical es terrorífico, el fondo de estos ultras de la Lazio ha sido cerrado un sinfín de veces por racismos.

En  2013 se cerró hasta cuatro veces por el saludo fascista de Paolo Di Canio que saludaba con el brazo en alto y dicha imagen dio la vuelta al mundo.

Entonces las UEFA les obligó ese mismo año a jugar dos partidos a puerta cerrada. 

Pero el historial va más allá, en el derbi romano de 1998, portaban una pancarta que rezaba:

«Auschwitz es vuestra patria; los hornos, vuestras casas»

Sigamos…En enero de 2000 en el fondo de estos ultras colgaron una pancarta en la que se leía:

«onore alla tigre Arkan» «honor alla tigre Arkan» a uno de los criminales más sanguinario y despiadado del conflicto de los Balcanes.

Esta visto que las sanciones para estos ultras no son lo suficientemente altas, o bien los directivos de dicho club no es algo a lo que den importancia.

Siempre que mande el dinero de las entradas no habrá ni honor ni dignidad, porque ambas en estos tiempos están reñidas.