Hogar Social Madrid se rebela contra la impunidad de los MENAS

Madrid

El colectivo Hogar Social Madrid (HSM) ha fijado su objetivo contra los menores extranjeros no acompañados (MENAS) que residen en los centros de protección madrileños. Este lunes, agentes de la Policía Municipal retiraban pancartas a las puertas del  centro de Hortaleza y Casa de Campo en las que se podía leer:

«¡Cuidado? (presuntamente) aquí habitan (presuntos) MENAS (presuntamente) peligrosos»

El texto iba acompañado del logotipo de la organización que mostraba así su indignación por la incidencia delictiva vinculada a estos menores en las calles.

Trabajadores en centros de MENAS de Hortaleza y Casa de Campo «sufren agresiones, robos e inseguridad en los barrios donde se asientan» manifiestan a través de las redes sociales.

En respuesta a lo sucedido, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) expone el malestar creado entre los trabajadores por las pancartas aparecidas durante el fin de semana que vinculan a menores migrantes con la peligrosidad.

Según el CSIF, los trabajadores rechazan que se vincule a estos menores con peligrosidad o delincuencia, y aclaran que los altercados que se producen a menudo en centros como el de Hortaleza, o fuera de sus instalaciones, son por culpa de una minoría que en muchos casos hace la vida imposible al resto de menores, que son pacíficos y que sólo desean sacar su proyecto de vida adelante.

Más medios materiales y humanos

CSIF lleva meses insistiendo en la necesidad de dotar de más medios a estos trabajadores, ya que se trata de centros afectados por una gran sobrepoblación: en Hortaleza lo habitual es que se doble o incluso se triplique el número de plazas asignadas. Además, en muchos casos se tira de trabajadores sin experiencia previa, que tienen que lidiar con menores conflictivos con el estrés que ello genera.

Fuente: PolicíaH50