Han sido detenidos en Vitoria-Gasteiz una pareja tras una pelea, y un joven por agresión a policías locales

Vitoria-Gasteiz

Agentes municipales detuvieron el viernes, 8 de mayo, a una mujer de 21 años y a su pareja, un hombre de 32 años, tras pelearse en su domicilio del barrio de San Martín. La Policía Local recibió el aviso de que se estaba produciendo una fuerte discusión. Tras entrevistarse con la pareja y varios testigos, procedieron a su detención y puesta a disposición judicial.

Asimismo,  ayer domingo fue detenido un hombre de 34 años por un presunto delito de violencia de género. Su mujer le denunció en la comisaría de Agirrelanda. Tras tomar declaración y comprobar los hechos, una patrulla acudió al domicilio para proceder a la detención del varón. Fue puesto a disposición judicial.

Por otra parte, agentes de Policía Local detuvieron el viernes a otro varón de 40 años al que identificó tras protagonizar una pelea en la calle Antonio Amat Maiz. Los agentes comprobaron que tenía una orden de prohibición de acercamiento sobre una mujer que reside a escasos metros del lugar, por lo que fue puesto a disposición judicial.

Detenido por agredir a policías

Agentes de Policía Local detuvieron ayer a un joven de 21 años. Una patrulla uniformada que se encontraba realizando labores de seguridad ciudadana le dio el alto cuando circulaba en bicicleta por la calle Adriano VI. Tras hacer caso omiso a las ordenes de los agentes, huyo del lugar aunque pudo ser interceptado en las proximidades.

Tras causar daños en vehículos, mobiliario urbano y agredir a los dos agentes, fue detenido por un delito de atentado a agentes de la autoridad.

La Policía Local también detuvo el viernes a un joven con dos requisitorias judiciales pendientes de un juzgado de Vitoria-Gasteiz.

Por otra parte, durante el fin de semana la policía ha detenido a dos varones por incumplir el estado de alarma hasta en seis ocasiones. El primero de ellos fue detenido el viernes en la avenida de los Huetos y el segundo, ayer domingo, en la calle Iturritxu. Ambos han sido puestos a disposición judicial.