Ha llegado para conquistar el país e instagram, ‘bubble waffle’, y amenaza con quedarse

España Nacional

Es un todo en uno, un gofre, una tortita un crepe…Es la tendencia que llega de Hong Kong. Entro a Europa por Londres y ahora está en España para instalarse en cada ciudad, y amenaza con quedarse entre nosotros este delicioso postre.

En Madrid puede encontrarse en la calle Tetuán, muy cerca de la Plaza del Sol, y ha causado una verdadera sensación en la ciudad. En realidad su sensación se extiende en cada ciudad que se instala,

Parece que el joven Óscar Gómez dio en le clavo cuando decidió apostar por este delicioso además de extravagante postre. los bubble waffes.

Soy de viajar y probar cosas nueva, y sobre todo me fascina el helado comentaba Óscar Gómez, así cuando lo descubrió en Londres, ni se lo pensó dos veces.

Madrid una ciudad cosmopólita y de mente abierta con un turismo en alza, debía tener su lugar los bubble waffes, y ni corto ni perezoso abrió Mad Waffle en pleno centro madrileño.

Este postre todo terreno, mezcla de gofre, crepe y tortita tiene su procedencia en el Oriente. Nace en Hong Kong en 1980, y se desarrolla en mercados callejeros con una sartén.

Lo cierto es que este postre, atrae a tanta gente que genera colas diarias para poder adquirirlo y disfrutar de este goloso postre, y su futuro pasa por abrirse paso en otras ciudades del país.

Súper instagrammeable, la gente ha ido conociendo este producto a través de las redes sociales, en este caso es de lo más visto y seguido en Instagram.

Otra de las peculiaridades de este postre es que es increíblemente versátil, y puede disfrutarse en cualquier temporada del año, ya que es refrescante para el verano por el helado.

El gofre que está caliente lo hace apetecible en invierno.

El postre se compone a elegir de chocolate, vainilla, ambos. Diferentes tipos de helado, como crocantí, cacahuete, coco, nata, oreo, topping, chocolate con leche fondan. Masa de chocolate y un toque final de sirope.

La idea de este postre es la de disfrutarlo mientras se pasea por las calles.

Solo es cuestión de elegir tu mezcla. Eso sí, olvídate de la dieta.

¿Y tú con cual te quedas?