Greenpeace pide que no haya más dinero público para empresa contaminantes

España

Hoy el Gobierno tiene previsto aprobar las nuevas ayudas a la compra de vehículos, incluidos diésel y gasolina. Por eso, en estos mismos momentos, estamos desplegando una pancarta de más de 200 metros cuadrados a 50 metros de altura en las inmediaciones del Congreso de los Diputados en la que se lee “No más dinero público a empresas contaminantes”.

En el contexto actual de pandemia y crisis ecońomica, no se puede seguir apoyando los combustibles fósiles con dinero público. Ayudas como las que hoy se van a aprobar demuestran que el sistema económico e industrial ha fallado y es incompatible con los compromisos climáticos.

Solo en España, ya se han aprobado más de mil millones de euros en avales a las aerolíneas, a los que se suma el paquete de ayudas aprobado hoy por un total de 4.000 millones de euros, de los que 1.050 millones son ayudas directas a la compra de coches. Un gasto multimillonario que el Gobierno ha disfrazado como “verde”, cuando en realidad supone seguir apoyando un modelo de movilidad basado en el vehículo privado y contaminante.

Hora es cuando los gobiernos tienen que decidir a qué van a destinar el dinero público: si a salvar las cuentas de resultados de las grandes empresas contaminantes o a proteger nuestra salud y la del planeta.

Con acciones como la de hoy, desde Greenpeace vamos a seguir trabajando para exigir al Gobierno una economía que funcione para todo el mundo, y también para el planeta, creando empleos dignos y sostenibles y poniendo nuestra salud por encima de los beneficios de las grandes empresas contaminantes