Greenpeace denuncia la era del consumismo con «Black Friday»

Internacional

Hoy, en pleno Black Friday, queremos denunciar que el consumo masivo está agravando la crisis climática. A primera hora de esta mañana, siete activistas han escalado un edificio de la Gran Vía madrileña para desplegar esta pancarta de 180 m² que recuerda que el hiperconsumismo y la actividad industrial que lo sostiene están detrás del aumento de la temperatura del planeta.

Este correo es seguro. Puedes activar la visualización de imágenes de tu correo electrónico.

Además, otra decena de activistas se ha “colado” en los escaparates de las principales tiendas del centro de la capital —Primark, Amazon, Zara y El Corte Inglés, entre otras— para recordar a empresas y consumidores que picos de consumo como el Black Friday suponen un escenario negro para el planeta. Seis horas después, nuestros activistas siguen resistiendo, a pesar de la lluvia y el frío. Te lo estamos contando en directo aquí 👈

Para producir, embalar y distribuir los productos que consumimos con la excusa del Black Friday se necesitan ingentes cantidades de energía. En el caso de la moda, uno de los artículos más demandados hoy, solo las emisiones generadas por la producción de ropa para Europa ascienden a 654 kg de CO2 por habitante.

Por no hablar del exceso de plástico que supone el embalaje en el Black Friday. Se estima que en este próximo año 2020 la producción superará los 500 millones de toneladas, es decir, un 900% más que en 1980.