«Germanistán» ¿Podría ser un nuevo hogar europeo para los terroristas islamistas?

Internacional

El 7 de marzo de marzo 2021, se emitió un rotundo un reportaje del programa,“Investigación exclusiva” del canal francés M6, tratando sobre el regreso de los combatientes activos de edad en Europa y su reparto por todo el espacio Schengen.

Tras la derrota de Daech por parte de la coalición internacional nada menos que 500 logísticos reclutadores o incluso financieros del Estado Islámico lograron huir vía Turquía Siria e Irak pasando ilegalmente por las grietas de Europa para instalarse discretamente en Francia y más concretamente en Alemania. 

Tras sus breves detenciones por parte de los servicios de seguridad, varios prófugos del Estado Islámico llevan ahora una vida perfecta en Alemania algunos incluso se han dedicado a diversas actividades profesionales.

De hecho, las múltiples pruebas tajantes sobre sus actos sanguinarios no han despertado ni la mínima reacción de la policía Germana que persiste en considerarlos como personas normales ajenas al terrorismo.

Es el caso del extremista Samir que se incorporó a Daech en 2014 y cuya afición era jugar al fútbol con las cabezas de sus víctimas en unas escenas escalofriantes.

Actualmente este verdugo que vive con su esposa en Lander frontera con Francia, que está apunto de obtener su permiso de conducir para camiones de pesos pesados.

El mismísimo tipo de vehículo que utilizó el terrorista tunecino Anís Amira, en diciembre de 2016, en el atropellamiento del mercado navideño de Berlín,, un atentado que provocó la muerte de 12 personas de distintas nacionalidades y más de 50 heridos graves. 

Sin embargo a pesar que la información proporcionada con cuatro meses de antelación por Marruecos sobre el autor del ataque, los servicios de inteligencia alemanes no hicieron caso.

Otro miembro activo de Daech que es mencionó el programa francés de investigación exclusiva se llama Magid quien estuvo activo en el supuesto ministerio de finanzas del Estado Islámico.

Hoy vive con total impunidad en la área de Rhur donde tiene una tienda de alquiler de coches de lujo y una sala de masajes que adquirió gracias al dinero recuperado y transferencias de un fondo en Turquía que operó en beneficio de los emires de Daech.

Como Samir, Majid nunca fue molestado por la policía alemana a pesar de los testimonios sobre su relación evidente con el Estado Islámico. Además ambos se benefician de la protección de las autoridades alemanas. 

De ahí la pregunta: ¿acaso los responsables alemanes están tan cegados sobre la seguridad de su país para no darse cuenta del peligro extremo que representan estos terroristas experimentados en los métodos de infiltración y de clandestinidad ? ¿Intentarían los servicios federales alemanes tratar peligrosamente con estos terroristas?

También fue en Alemania donde se organizó la génesis de los ataques del 11 de septiembre de 2001, con el caso de la célula Hamburgo de la cual dos de sus atacantes suicidas Mohamed Atta Esayed y Marouane Al Shihi se estrellaron con aviones secuestrados contra las torres norte y sur del World Trade Center causando un total de 3000 víctimas mortales.

Lo cierto es que esta extraña actitud de los responsables alemanes no deja de desconcertar a sus aliados internacionales que estan unidos para la cooperación internacional en materia de seguridad.

El ejemplo concreto de esta ruptura se materializa con la divergencia que existe entre Alemania y Marruecos sobre el terrorista marroquí Mohamed Hajib que nunca ha renunciado a su lealtad al Qaeda. 

La situación actual en Alemania recuerda a la de “Londonistán” antes de los sangrientos ataques que azotaron la capital británica el 7 de julio de 2005 causando 52 víctimas mortales.

En ese momento a animales terroristas como Abu Hamza se les concedió el asilo político en el Reino Unido después de simplemente argumentar sin pruebas tangibles que está siendo perseguido en su propio país.

Se ha hecho un pacto entre los terroristas en Gran Bretaña y sus servicios de seguridad, ofreciendo refugio y bienestar a los fundamentalistas a cambio de no lanzar ataques contra el Reino Unido o sus intereses en el extranjero. 

¿ Acaso Alemania no aprendió una lección de la serpientes británica qué mordió la cola en la lucha contra el terrorismo? Después de Londonistán, ¿veremos el surgimiento de un “Germanistan” qué pondrá en peligro la seguridad de los países europeos y de toda la región?…