Garenok educa y denuncia sobre la Deuda Externa Vasca

Euskadi

Las actividades fuera del aula de los profesores de religión refuerzan su papel docente

Por Vivente Luis García Corres (Txenti)

La Asociación de profesores de religión de la Escuela Pública y Concertada  GARENOK, organizó un año más una actividad para estudiantes de la ESO en torno al tema de la Deuda Externa. El objetivo de esta iniciativa es doble; por un lado, hacer entender a los jóvenes el concepto de Deuda Externa y todo lo relacionado desde la perspectiva de los ROSTROS de la FAMILIA HUMANA, y en segundo lugar, servir de altavoz de denuncia de los incumplimientos de las instituciones públicas en relación con este tema. En concreto la asignatura pendiente del Gobierno Vasco de concretar y hacer efectivo el compromiso acordado en el año 2007 para la condonación de la Deuda Externa Vasca. En palabras de uno de sus miembros, Abetto Oribe: “se trata de dar un toque de atención a los responsables políticos para que cumplan la Ley 14/2007 de 28 de diciembre “Carta de Justicia y Solidaridad con los Países empobrecidos en donde se recogen en su artículo 30 las diferentes actuaciones y convenios a realizar para que la deuda externa deje de existir, además de los compromisos adquiridos con el consumo justo y la producción armamentística.”

Garenok contó con la colaboración de otras organizaciones (Medicus Mundi, Setem, Misiones diocesanas vascas, Fiare, Manos Unidas, Unicef, Accem, Músicos sin fronteras, Serso y Egibide-Molinuevo) para poner en marcha esta actividad en la que participaron chavales de la ESO de Samaniego, Coras, Ikasbidea ikastola, Los Herran y Mendebaldea que trabajaron en torno a los rostros  de la familia humana en relación a la deuda externa.

La actividad se llevó a cabo en el Colegio Samaniego durante la mañana del día 27 de marzo de 2019.

Durante 20 minutos largos participaron en 5 talleres dirigidos por estos movimientos sociales para después participar de la obra de teatro realizada por el alumnado de integración social de EGIBIDE (Molinuevo).

Además de un obsequio de comercio justo a degustar, utilizaron un “pasaporte” donde pudieron profundizar y reflexionar en torno a la deuda externa y sus consecuencias dentro de la única familia humana que existe.

Non solum sed etiam

Cuando decimos que la asignatura de religión ha de ser una asignatura transversal nos referimos a esto: a que desde el departamento de esta asignatura se pueda abordar la historia, las ciencias, y hasta el deporte, en definitiva la vida, porque no es lo mismo ver la vida a la  luz del Evangelio y de la dimensión trascendente del ser humano,   que con otras “luces” o incluso a oscuras.

Esta es la razón de la asignatura de religión, ser luz para hacer una justa lectura de la Historia, y conocer los errores del pasado para no repetirlos en el futuro,  y descubrir otros héroes anónimos de la historia, y para reconocer y conocer términos como la Deuda Externa y poder reclamar que no puede ser Eterna.

Esa es la labor que muchos docentes están realizando.