Fiestas de la Virgen Blanca, de principio a fin y de 0 a 100 años

Artículos de opinión

Ricardo Sáez de Heredia, Abad de la Cofradía: “Celedón no muere, permanece todo el año junto a la Virgen Blanca”


Por Vicente Luis García Corres (Txenti)

Con motivo de la presentación del 10º número de la revista Hornacina, de la Cofradía de la Virgen Blanca, el abad, Ricardo Sáez de Heredia, inició la rueda de prensa insistiendo que las Fiestas de la ciudad de Vitoria-Gasteiz son en honor de la Virgen Blanca, y lo son de principio a fin y para todas las edades. Así, y para las fiestas de este año, la Cofradía quiere volcarse en dos momentos concretos: el día del blusa y la neska txiki, con un realce del agurra (saludo) del celedón txiki y la edurne txiki (nombres que representan a todos los pequeños blusas y neskas de la ciudad. Otro momento al que quieren extender de manera especial la invitación a la ciudadanía es la Salve popular que se canta a la 1 de la madrugada, verdadero acto final de fiestas de Vitoria-Gasteiz. En este punto Ricardo, el Abad, expresó la discrepancia que muchos ciudadanos comparten, con ese acto que recuerda a la quema de la sardina carnavalera, con el “entierro de Celedón”. “Celedón no muere, permanece durante todo el año junto a la Virgen Blanca, su verdadera razón de ser y existir en su origen” señaló el Abad.

Ricardo, que lleva 20 años al frente de la Cofradía de la Virgen Blanca, hizo un repaso también de otros actos que forman parte de esa tradición vitoriana en honor de su patrona, como son los Auroros, que cumplen 10 años desde su recuperación, y la novena que se iniciará el próximo 27 de julio, como siempre, en la Basílica de la Virgen Blanca, iglesia de San Miguel.

Ricardo Sáez de Heredia, Abad de la Cofradía: “Celedón no muere, permanece todo el año junto a la Virgen Blanca”

22.07.2019 | Vicente Luis García Corres (Txenti)

Con motivo de la presentación del 10º número de la revista Hornacina, de la Cofradía de la Virgen Blanca, el abad, Ricardo Sáez de Heredia, inició la rueda de prensa insistiendo que las Fiestas de la ciudad de Vitoria-Gasteiz son en honor de la Virgen Blanca, y lo son de principio a fin y para todas las edades. Así, y para las fiestas de este año, la Cofradía quiere volcarse en dos momentos concretos: el día del blusa y la neska txiki, con un realce del agurra (saludo) del celedón txiki y la edurne txiki (nombres que representan a todos los pequeños blusas y neskas de la ciudad. Otro momento al que quieren extender de manera especial la invitación a la ciudadanía es la Salve popular que se canta a la 1 de la madrugada, verdadero acto final de fiestas de Vitoria-Gasteiz. En este punto Ricardo, el Abad, expresó la discrepancia que muchos ciudadanos comparten, con ese acto que recuerda a la quema de la sardina carnavalera, con el “entierro de Celedón”. “Celedón no muere, permanece durante todo el año junto a la Virgen Blanca, su verdadera razón de ser y existir en su origen” señaló el Abad. 

Ricardo, que lleva 20 años al frente de la Cofradía de la Virgen Blanca, hizo un repaso también de otros actos que forman parte de esa tradición vitoriana en honor de su patrona, como son los Auroros, que cumplen 10 años desde su recuperación, y la novena que se iniciará el próximo 27 de julio, como siempre, en la Basílica de la Virgen Blanca, iglesia de San Miguel. 

La directora de la revista “Hornacina”, María Camino Urdiain, tomó la palabra para hacer un repaso del número 10 de esta publicación. Fue recorriendo las secciones y autores de los artículos, mencionando el gran trabajo fotográfico de Eduardo de No, y la puesta en marcha de nuevas secciones que esperan dar larga vida a la publicación. Esta revista, como confirmaba también el abad, tiene vocación de ser un medio de comunicación de la Cofradía, pero también una publicación que llene el vacío que dejaron “Celedón” y “Gasteiz”.

Esta revista quiere recoger, poco a poco, todo ese patrimonio, material e inmaterial, que ha ido generando la devoción a la patrona de Vitoria-Gasteiz, y también ir dejando constancia, con nombres y apellidos, de tantos cofrades que con su fidelidad han logrado hacer llegar hasta nuestros días esta tradición vitoriana. 

El número de este año contiene, además de los saludos institucionales del obispo, el alcalde y el diputado general, una entrevista al actor Txema Blasco; una sección que hablará de quienes sacan cada año la procesión de los Faroles, comenzando este año por el 5º Misterio Gozoso, cuya carroza fue restaurada el pasado año; un artículo que firmarán vitorianos en la diáspora, en esta ocasión Javier Armentia Fructuoso, director del Planetario de Pamplona; Otra sección que se centrará en la labor de los archiveros a la hora de rescatar un patrimonio muchas veces en peligro; Las “coronas” de las Virgen Blanca tienen un capítulo especial que además sirve de portada para la publicación; el 175 aniversario del Palacio de la Diputación tiene en la revista un adelanto de la publicación más extensa que será presentada en septiembre; Otro aniversario, el de la Catedral Nueva de María Inmaculada tiene su artículo también; la localización en Armentia de un pasado obispado alavense es el trasfondo de otro de los artículos; y por último la particular visión de la Procesión de los Faroles de Jokin y Jakue, dos jóvenes cofrades que ilustraron su particular visión con unos dibujos que recoge la revista. La publicación se completa con efemérides, un repaso de los momentos importantes en la vida de la Cofradía en el último año y un programa propio para las fiestas de 2019.

Non solum sed etiam.

Como vitoriano, cofrade, y comunicador cristiano reconozco con orgullo mi aportación a este número de la revista Hornacina. Agradezco a Camino que haya contado conmigo para este nº 10. Pero quiero dedicar este “Non solum sed etiam” a uno de los compañeros de este 5º Misterio Gozoso, a Jesús Mª Gonzalez, viceclavero de la Cofradía también, quien pocas semanas después de juntarnos para dar cuerpo al artículo, y sacarnos la foto de grupo, falleció repentinamente. El 4 de agosto, desde el cielo, empujará esta carroza, y toda la procesión a la que dedicó gran parte de su vida. Su huella quedará para siempre en el diseño de los que serán los futuros faroles de los misterios Luminosos.