Excombatientes de las Farc disfrutaron por primera vez de la magia del cine gracias a la Ruta 90

Internacional

La magia del cine se tomó la vereda Miravalle del municipio de San Vicente del Caguán, población histórica en el conflicto armado con las Farc, donde los cerca de 300 habitantes de esta zona rural en el que se encuentra el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR), disfrutaron con la proyección en pantalla gigante de la película ‘El Rey León’, gracias a la Ruta 90 de Cine Colombia.

El teatro itinerante de la ‘Ruta 90’, cuyo lema es ‘Proyectando las Estrellas’, recorrió las espesa selva del Caquetá, por aire y tierra con el fin de llegar hasta Miravalle donde los estaban ansiosos su pobladores, que en su mayoría son excombatientes de las entinta guerrilla de las Farc, que hoy trabajan en proyectos productivos, turísticos como muestra de su apuesta por la paz y para que su territorio sea un espacio pacífico.

En aras de contribuir al cambio social en esta zona colombiana, la Ruta 90 de Cine Colombia llevó su teatro itinerante para que los niños, jóvenes y adultos de este espacio de paz disfrutarán por primera vez de la magia del cine en pantalla gigante. Los habitantes de Miravalle no ocultaron la emoción por la experiencia.

“Me pareció una película muy hermosa, es la primer vez que comparto un cine como este que disfrutamos”, manifestó Jhon. De la misma forma se expresó Lizeth García, “estoy muy contenta, es mi primera vez y me siento muy feliz de que hayan hecho todo lo posible por traer a Cine Colombia, gracias”.

En un camión cargado con más de 1000 kilos inició toda esta travesía que llevó una pantalla de 9 metros de ancho por 7 metros de alto y que contó con el acompañamiento de las Naciones Unidas, Ejército y Policía, que junto a Cine Colombia se mostraron orgullosos ante la posibilidad de acercar el séptimo arte a estas poblaciones.

La meta de la Ruta 90 seguirá siendo llegar a las regiones más apartadas y lejanas del país. Desde 2017 la iniciativa ha visitado cerca de 500 poblaciones, en 31 de los 32 departamentos del país con un recorrido de 57,000 kilómetros, más 3,000 millas náuticas que han sido testigos de la belleza y mística que envuelve la magia del Cine.