Eulen seguridad sancionada por no corregir los “errores” cometidos por los anteriores “responsables”

España

Recientemente, la empresa de seguridad en su delegación en Navarra ha cometido dos infracciones relacionadas con las horas extraordinarias y la uniformidad de sus vigilantes.

Desde CSIF Navarra dialogamos con todas las empresas en las que tenemos afiliados y les avisamos siempre que vemos irregularidades que afectan a los trabajadores. A Eulen Seguridad en Navarra llevamos años avisándoles que algunos responsables realizaban gestiones de forma irregular y estas perjudicaban seriamente el trabajo de los vigilantes de seguridad e, incluso, la imagen de la empresa. No se nos hizo caso y, como consecuencia, continuaron las sanciones.

Esos responsables a los que nos referimos, salieron de la empresa de la noche a la mañana, algo que contentó a muchos, incluido a este sindicato. A pesar de ello, Eulen no fue capaz de corregir aquellos “errores” que se habían ido cometiendo durante un tiempo prolongado y pasó lo que tenía que pasar, la empresa ha sido sancionada por la Inspección de Trabajo.

Un gran número de trabajadores ha realizado una cantidad desproporcionada de horas extraordinarias, en vez de ser organizados y repartirlas entre toda la plantilla que deseaba realizarlas y/o contratar a más trabajadores. Horas extraordinarias que se utilizaban, en algunos casos, para compensar a esos vigilantes que solo “están” en los servicios, pero que cuando tienen que realizar su trabajo es cuando se demuestra que realmente no están.

La otra infracción es, si cabe, más sorprendente, la empresa ha sido sancionada por no entregar a la plantilla cada dos años la uniformidad que marca el convenio colectivo nacionalSiendo, los vigilantes de seguridad la imagen de la empresa frente a los clientes y la sociedad en general. Desde CSIF ya les habíamos avisado en reiteradas ocasiones sobre esta cuestión.

Se da la circunstancia de que, en el servicio donde el responsable de equipo es el presidente del comité, se llegó a dar el caso de que un trabajador tuvo que comprarse un abrigo del color del uniforme ya que se resignó a que la empresa no se lo iba a entregar, a pesar de haberlo solicitarlo por activa y por pasiva. Todo esto cuando Eulen seguridad lleva tiempo presumiendo de haber modernizado la uniformidad…imaginamos que es tan moderna que debe ser invisible.

Desde CSIF creemos que la empresa ya se habrá dado por aludida y confiamos en que se ponga al día y corrijan todo lo que “aquellos” dejaron.

Por último, desde CSIF solicitamos al sindicato mayoritario en el comité y en la seguridad privada de Navarra que, por lo menos, de vez en cuando, haga algo por los vigilantes de seguridad. Parece mentira que siendo tantos, ninguno sepa que todos los trabajadores, vigilantes de seguridad en este caso, tienen los mismos derechos sean votantes suyos o no.