España mantiene el cuarto puesto de la Unión Europea en Administración electrónica

España

El índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) 2019, que ha publicado la Unión Europea, destaca que en España los servicios públicos digitales continúan siendo la dimensión con mejores resultados. La Administración electrónica española ocupa el puesto número 4 de los países de la UE, con mejor puntuación que en 2018.

​Todos los indicadores se sitúan significativamente por encima de la media europea y en servicios públicos digitales estamos por delante del resto de grandes países, como Alemania, Francia, Italia y Reino Unido.
Asimismo, España se sitúa en segundo lugar en datos abiertos y existe un elevado nivel de interacción en línea entre las autoridades públicas y los ciudadanos. El 76% de los usuarios de internet españoles participan activamente con los servicios de Administración electrónica.

Este año se incluyen nuevos indicadores relacionados con la sanidad electrónica, como el intercambio de datos entre profesionales y la receta electrónica, en los que España obtiene también una puntuación por encima de la media europea.

El DESI 2019 destaca la inversión en datos abiertos y los esfuerzos realizados en el principio de «digital por defecto», que indica que la mayoría de los servicios públicos se encuentran disponibles de forma digital. Sin embargo, existe todavía margen de mejora para varios indicadores, en especial, sobre el uso de Administración electrónica o los formularios precumplimentados.

DESI 2019

El Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) cumple cinco años en 2019 y resume cinco indicadores del rendimiento digital de Europa, permitiendo un seguimiento de la evolución de los estados miembros de la Unión Europea en la competitividad digital. Estos cinco indicadores son: conectividad, capital humano, uso de internet, integración de la tecnología digital y  servicios públicos digitales.

Según el DESI 2019, a nivel global, analizando todos los indicadores, España ocupa el puesto número 11 de los 28 Estados miembros de la UE, también por delante de países como Alemania, Francia o Italia.

Cabe señalar que la Comisión Europea ha implantado cambios metodológicos que, aplicados de forma retroactiva, sitúan a España en la posición 11 en 2018, por lo que España mantiene su puesto respecto al año pasado. Hay que destacar, sin embargo, que la puntuación global ha aumentado debido a un mejor rendimiento en las dimensiones de Servicios Públicos Digitales y Conectividad.

Entre todas las dimensiones, destaca la posición de España en el ámbito de la Administración electrónica, en la que nuestro país se mantiene en cuarto lugar. Si se tiene en cuenta la nueva metodología utilizada por la Comisión Europea, España, además, mejora en dos posiciones su ranking en los Servicios Públicos Digitales.

El informe DESI destaca también la mejora en la dimensión de Conectividad, donde España pasa de la posición 10 a la posición 9 y subraya la cobertura de redes rápidas y ultrarrápidas, indicando que un 88% de los ciudadanos tiene acceso a estas últimas.

Con respecto al uso de servicios de internet, España se sitúa en la media europea y por encima de la misma en integración de tecnología digital. Sin embargo, el informe DESI considera que hay diferencias significativas en la conectividad entre las poblaciones grandes y las zonas rurales y que España debe mejorar en la dimensión de capacitación digital, mensaje alineado con las recomendaciones presentadas por la Comisión Europea el 5 de junio.