España expresa sus condolencias por el fallecimiento del obispo Casaldáliga

España

El Gobierno de España lamenta profundamente el fallecimiento del obispo Casaldáliga, hoy en Brasil, donde fue obispo de la Diócesis de Sao Félix do Araguaia y en la que, hasta su lamentable pérdida, era obispo emérito.

De Pedro Casaldáliga destaca su ingente labor religiosa, humanitaria y social cuyo legado tangible se traduce, entre otros muchos, en la creación de escuelas y centros de asistencia médica.

Activista en favor de los indígenas y firme defensor de la teología de la liberación, el obispo Casaldáliga creyó en la justicia y en la esperanza, y en la opción por los pobres, el acceso a la tierra, la defensa de los más débiles y de las comunidades indígenas, así como en la protección de la Amazonía y el medio ambiente.

Con una abundante obra poética y filosófica, Pedro Casaldáliga es autor del libro «Descalzo sobre la tierra roja». De su pluma salen frases de rico contenido entre las que se pueden destacar que «la Tierra es el único camino que nos puede llevar al Cielo»; «donde hay pan, allí esta Dios»; o «Al final del camino, me preguntarán, ¿has vivido?, ¿has amado? Y yo, sin decir nada, abriré el corazón lleno de nombres».

El obispo Casaldáliga, orgulloso de su origen catalán, recibió en 2007 el Premio Internacional Cataluña.

El Gobierno de España quiere trasladar sus condolencias a la Comunidad Claretiana (de la que formó parte), a la Diócesis de São Félix do Araguaia, a la familia y a todos sus seres queridos por tan sensible pérdida.