ESE PAÍS DEL QUE USTED ME HABLA

Artículos de opinión

Por David Alboger-Hansen

Erase una vez, como en los cuentos, tal que «Las mil y una noches», que los Omeyas gobernaron medio mundo, introdujeron revolucionarias ideas, tecnología, infraestructuras, conocimientos médicos, matemáticos, y astronómicos increíbles entonces, pero al igual que Roma, desde la capital hasta Alejandría, todo se desmorono, y los que introdujeron el numero 0 en Europa, o consiguieron cultivar en terrenos de alta montaña, perdieron el poder.

Desde Córdoba hasta Bagdad, y tras su colapso, desembarcaron los fanáticos Almohades, persiguiendo a Cristianos y Hebreos, o Musulmanes que no aceptaran su visión integrista del Islam, una especie de alianza entre el Daesh, Al-Qaeda, y los Talibán.

La imagen puede contener: una o varias personas, exterior y naturaleza

Erase una vez un lugar, al sur de la mas occidental de las penínsulas, de una península Asiática llamada Europa, donde se extinguieron los últimos neardantales, y una montaña de hielo de 2000 metros de altura comenzó a retroceder, no hace mucho, que consiguió su propio gobierno.

Mas preocupado en festivales religiosos que en la educación, y hoy, ese gobierno, no solo quiere mantener el analfabetismo funcional, quiere «educar» a los niños en el noble arte de despedazar a un toro, o matar por placer a un ser vivo y libre, ¿Séneca?, ¿Maimónides?, «¿ezo kiene zon, an yegao en patera?», APAÑOOOOOOO, LLO ZOI APAÑO, UN MASHO IVERICO GUENO, (fin de la cita).