Escasos incidentes durante la pasada noche relacionados con las medidas contra la Covid-19

Euskadi

Ertzaintza y policías locales se coordinan durante el verano para controlar la celebración de botellones y otras reuniones

Tan sólo se han registrado algunas concentraciones de personas en algunas poblaciones de Bizkaia y Gipuzkoa donde ha sido necesario el despliegue de efectivos policiales, tanto de la Ertzaintza como de las policías locales, para evitar la celebración de botellones o fiestas en la vía pública. Las actuaciones más destacadas se han producido esta madrugada en Bakio y en La Parte Vieja de Donostia-San Sebastián.

Como viene siendo habitual durante el inicio de la pandemia y el establecimiento de los correspondientes decretos aprobados para hacer frente a la Covid-19, efectivos tanto de la Ertzaintza como de las policías locales velan por el cumplimiento de las medidas sanitarias establecidas. Estas labores habituales se incrementan durante los fines de semana y el periodo estival ante una mayor presencia de ciudadanos que disfrutan de su tiempo de ocio. 
Precisamente, esta madrugada dispositivos coordinados entre Ertzaintza y policías locales han tenido que actuar en el municipio vizcaíno de Bakio, donde a la una y cuarto   de la madrugada se han concentrado grupos de jóvenes en la zona del puerto y del paseo de la playa para beber en la vía pública. Ante la presencia policial se han disuelto, repitiendo la concentración en varias ocasiones. Finalmente se ha procedido a la identificación de 37 personas y al levantamiento de 16 sanciones por incumplir la normativa en vigor. También, en Bermeo, una hora más tarde, la policía local solicitaba apoyo a la Ertzaintza para desalojar a un grupo de personas en el centro de la localidad, algunas de la cuales han lanzado vasos y botellas contra los agentes.
En Gipuzkoa, la actuaciones más destacas se han registrado en la Parte Vieja de Donostia-San Sebastián. Sobre las tres y media de la madrugada se ha tenido que despejar una zona, donde grupos de jóvenes bebían alcohol en la vía pública. Durante el despliegue se han lanzado algunos objetos contra las patrullas, pero los concentrados se han dispersado sin mayores problemas. Se ha procedido a la identificación de una persona por su presunta implicación en los incidentes.
Por otra parte, agentes de la Ertzaintza han acudido a las cuatro menos cuarto de esta madrugada, a las inmediaciones de un camping de Hondarribia donde se estaba celebrando una fiesta. Al percatarse de la presencia policial, los asistentes han optado por abandonar la reunión.