Escándalo en la concesión de medallas en la Policía Nacional que premian al independentismo catalán

España

PolicíaH50

Malestar en los policías nacionales por la concesión de una medalla a un comisario independentistas de los Mossos d´Escuadra

En el día de hoy, el ministro del Interior socialista, Fernando Grande Marlaska, ha ratificado la concesión del Ingreso en la Orden del Mérito Policial con distintivo Blanco a David Boneta Cortina, comisario de los Mossos d’Esquadra, declarado independentista y quien fuera testigo de la defensa del ex consejero del Interior catalán, Joaquím Forn en el Juicio, por lo que muchos consideran, el Golpe de Estado del 1 Octubre de 2017 y cuando ocupaba el cargo de Comisario Jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial de Mossos d´Escuadra.

En el día de hoy, se hizo pública en la Orden General Extraordinaria 2388 de la Dirección General de la Policía, la relación de las personas que pasan a ingresar en la Orden del Mérito Policial de la Policía Nacional concedidas por el Ministerio del Interior,  dirigido por el ministro socialista Grande-Marlaska.

Después de años y años de exigencias de los sindicatos policiales por una total transparencia en la concesión de estas medallas, se han despertado hoy con una desagradable y sonora noticia, el ministro del Interior ha concedido el honor de Ingresar en la Orden del Mérito Policial con distintivo blanco a un comisario de los Mossos al que dentro del cuerpo policial tildan de “servir fielmente las directrices de los gobiernos independentistas catalanes”.

Este mismo Gobierno,  negó a los propios policías nacionales que participaron en la Operación Copérnico, el ingreso en dicha orden al mérito policial, pese a haber sido insultados, apedreados, vejados y maltratados por el entorno independentista catalán.  Por contra, cumplieron fielmente con el mandato del Gobierno de España y mantuvieron el orden constitucional donde allí fueron requeridos.

El malestar dentro de los sindicatos policiales y de todo su colectivo hacia el Gobierno socialista ha tocado techo en unos momentos en los que no se sienten arropados por quienes los dirigen, tras ver como un 30% de los policías nacionales carecen de chalecos antibalas que protejan sus vidas, de no disponer de defensas extensibles ni pistola táser y de carecer de guantes anticorte, así como de instalaciones ni medios adecuados.

Sin duda, esto supone la gota que colma un vaso, suponiendo un premio al independentismo que pasa por encima de aquellos que dan su vida por salvar la integridad de España y de sus valores.