Mientras se donan miles de euros a la RASD, ESAN denuncia la precariedad de la Ertzaintza

Euskadi

«Sin la evaluación de riesgos en el lugar de trabajo, abligato por la Ley 31/1996, muestra que el trabajador está expuesto a un riesgo potencial de que su curepo resulte dañado y que no puede ser eliminado mediante controles técnicos u organizativo, el empresario deberá asegurar que les trabajadores lleven la adecuada protección.

Así comienza el documento presentado por el Sindicato de la Ertzaintza ESAN.

Hace escasamente unos días publicábamos la ingente cantidad de miles de euros que el PNV a través de diferentes estamentos donaba a la RASD, (y que dudamos rindan cuentas de en qué gastan cada céntimo del erario público vasco) mientras descuidan y gastan lo mínimo en la Policía Autonómica para prevención de riesgos pandémicos.

No es la primera vez que la Ertzaintza se queja de no ser adecuadamente equipados por el Gobierno Vasco.

Y mientras el dinero del contribuyente se envía a engrosar salarios y bolsillos de organizaciones que nada tienen que ver con lo que defienden, se desatiende a un cuerpo policial necesario para Euskadi.