EQUO Berdeak solicitará al Gobierno de España la paralización del proyecto de la “Y” Vasca, al menos hasta que no se evalúe su viabilidad en el escenario económico post-Covid

Euskadi

EQUO Berdeak solicitará al Gobierno de España la paralización del proyecto de la “Y” Vasca, al menos hasta que no se evalúe su viabilidad en el escenario económico post-Covid

  • Pedirá en el Congreso la comparecencia de José Luis Ábalos para que dé explicaciones sobre la urgencia de las obras y la oportunidad de “seguir enterrando dinero público” en esta infraestructura en plena crisis
  • “A la vista de que el precio de adjudicación ha aumentado un 50% entre 2011 y 2019, es más que probable que el trazado original se haya modificado pero su impacto ambiental no se ha evaluado de nuevo” advierte José Ramón Becerra
  • El partido verde denuncia el inicio de las obras del tramo Elorrio-Atxondo “en pleno confinamiento de la población”, tratando de evitar el rechazo social y ciudadano

A través de la diputada y coportavoz federal del partido verde, Inés Sabanés, EQUO Berdeak va a solicitar en el Congreso de los Diputados al Gobierno de España la paralización del proyecto de la “Y” Vasca.  

Al hecho de que estas obras acumulen hasta el momento más de 2.000 millones de euros en sobrecostes y casi 20 años de retraso, se suman ahora nuevas razones de peso que han desencadenado la decisión tomada por el partido verde de Euskadi de pedir directamente la paralización del proyecto al menos hasta que no se evalúe su viabilidad en el escenario económico post-Covid.

Es el arranque de las obras del ramal vizcaíno de Elorrio-Atxondo el pasado 14 de abril lo que preocupa especialmente al partido verde, ya que podrían poner en grave riesgo el patrimonio natural, cultural y paisajístico de la zona. Ese tramo de 2,7 km de recorrido fue adjudicado en 2011 por 45,7 M € a una empresa que se declaró seis años después en concurso de acreedores por lo que perdió dicho contrato. En junio de 2019 el Gobierno Sánchez lo ha vuelto a adjudicar, pero en esta ocasión, por 71,9 M €. El incremento del precio podría deberse a que el trazado inicial haya sufrido modificaciones sustanciales. De ser así, la Declaración de Impacto Ambiental del año 2000 podría quedar invalidada. “A la vista de que el precio de adjudicación ha aumentado un 50% es más que probable que el trazado original se haya modificado pero su impacto ambiental no se ha evaluado de nuevo. Si siguen adelante sin someter el actual trazado a un nuevo estudio de impacto ambiental, las obras podrían dañar de forma irremediable el valioso patrimonio natural, cultural y paisajístico de la comarca” ha advertido el coportavoz de EQUO Berdeak, José Ramón Becerra, que considera pertinente la realización de una nueva evaluación  ambiental. 

EQUO Berdeak denuncia además que se haya hecho coincidir el inicio de estas obras del ramal vizcaíno, uno de los más impactantes a nivel paisajístico y ambiental, con el periodo de pleno confinamiento de la población, con el claro y único propósito de evitar las manifestaciones públicas de rechazo.  

Por todo ello, EQUO pedirá expresamente la paralización del proyecto y solicitará la comparecencia de José Luis Ábalos para que dé explicaciones sobre la urgencia de las obras y la oportunidad de “seguir enterrando dinero público” en esta infraestructura en plena crisis. “El Gobierno debe revisar las prioridades tras la crisis sanitaria del Covid-19. Las previsiones y los escenarios macroeconómicos que sirvieron de justificación a este y otros proyectos en su día, han quedado totalmente desfasadas a expensas del nuevo escenario regional, estatal, comunitario y mundial que surja de la reconstrucción económica y social. Estamos a tiempo de evitar que esta infraestructura ruinosa y que no dará un servicio útil ni reclamado por sociedad vasca,  se convierta en el mayor sumidero de dinero público de la historia de la democracia” ha remarcado Becerra.