EQUO Berdeak denuncia la tala de más de 4.000 metros cuadrados del bosque autóctono de quejigos de Zabalgana

Vitoria-Gasteiz
  • La actuación ha sido realizada en la zona noroeste del parque, junto a la calle Zurrupitieta, por la presencia de una línea eléctrica
  • El partido verde pide al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz que priorice la conservación del Anillo Verde y que obligue a las compañías eléctricas a retirar las torres y el cableado

EQUO Berdeak ha denunciado hoy la tala de más de 4.000 metros cuadrados del bosque de Zabalgana. El partido verde recuerda que este bosque autóctono, un quejigal testimonio de los bosques que poblaban la Llanada Alavesa antes de la conversión agrícola, es uno de los últimos reductos de naturaleza representativa de este ecosistema existente en el municipio de Vitoria-Gasteiz. Este hecho debería traducirse en hacer prioritaria su conservación. Sin embargo, el Ayuntamiento ha decidido autorizar la tala de una gran banda lineal, lo que agrava aún más la fragmentación que sufre este hábitat.

La actuación ha sido realizada en la zona noroeste del parque, junto a la calle Zurrupitieta, por la presencia de una línea eléctrica. “En vez de buscar alternativas al paso de la línea eléctrica como su desvío o su soterramiento, el ayuntamiento ha decidido dar luz verde a la tala agresiva provocando un daño irreparable en el Anillo Verde. El gobierno municipal debería obligar a las compañías eléctricas a retirar las torres y el cableado de las zonas de interés natural, priorizando la conservación de las mismas”, han señalado desde EQUO Berdeak.

El bosque de Zabalgana es uno de los parques más frágiles de todo el Anillo Verde ya que se encuentra muy aislado del resto (el Zadorra al norte y Armentia al sur), rodeado por grandes infraestructuras que hacen muy difícil la conectividad ecológica. Por este motivo, la conservación del bosque se encuentra en un estado crítico y actuaciones como esta no llevan más que a acelerar su desaparición. “Resulta inconcebible que el ayuntamiento haya dado luz verde a esta actuación. Él mismo conoce de primera mano la situación de extrema delicadeza en la que se encuentra el bosque de Zabalgana y, aún así, ha preferido una tala que condena a la desaparición al norte del parque a buscar alternativas con las compañías eléctricas”, apuntan desde el partido verde.