EQUO Berdeak considera un paso atrás la declaración de interés público por parte de la Diputación del proyecto para la instalación de medidores de viento en Berrozi

Euskadi

  • Para EQUO Berdeak este proyecto es una mala noticia ya que supone perpetuar un modelo energético en manos de unas pocas compañías -el oligopolio eléctrico- así como destruir la biodiversidad y el patrimonio natural alavés
  • EQUO Berdeak insta a la ciudadanía a movilizarse contra estos grandes proyectos para reclamar un modelo energético descentralizado y ciudadano

La semana pasada, el BOTHA publicaba la orden foral que declara de interés público el proyecto para la instalación de la estación meteorológica Azazeta-1, con la finalidad de realizar mediciones de viento en Berrozi. Dicho proyecto está promovido por la empresa Aixeindar SA, sociedad constituida por Eólicas de Euskadi, SA (Grupo Iberdrola) y Cadem, SA (Grupo EVE/Gobierno vasco). Su finalidad última es la construcción de un parque eólico en la Montaña Alavesa, explotado por Iberdrola con ayuda del Gobierno vasco.

Para EQUO Berdeak este proyecto es una mala noticia ya que supone perpetuar un modelo energético en manos de unas pocas compañías (el oligopolio eléctrico) que concentran un enorme poder y que tienen una gran influencia en las políticas energéticas tanto estatales como autonómicas. Una vez más, el Gobierno vasco se alía con una de estas empresas, en este caso Iberdrola, para favorecer su dominio en el mercado de la luz, en connivencia con la Diputación Foral de Álava.

“Inverosímil” que la decisión salga de Patrimonio Natural

Y es que resulta sorprendente, a juicio de EQUO Berdeak, que el propio Servicio de Patrimonio Natural de la entidad foral haya emitido informe favorable señalando que “si bien el proyecto no se ubica en ningún Espacio Protegido Red Natura 2000, sí se localiza en un importante corredor ecológico entre tres espacios naturales protegidos”. Para el partido verde, resulta “inverosímil” que un servicio técnico de Patrimonio Natural, cuya finalidad es la conservación de la biodiversidad y la naturaleza de Álava, de luz verde a un proyecto que, en el fondo, va a suponer la destrucción de ese patrimonio.

En este sentido, EQUO Berdeak recuerda que las energías renovables están lo suficientemente maduras como para liderar el cambio de modelo energético sin comprometer la biodiversidad y el patrimonio natural. Así, el partido verde defiende el desarrollo masivo de la energía fotovoltaica en Álava y en Euskadi, mediante mecanismos que promuevan la colocación de placas solares en tejados y cubiertas de viviendas y pabellones industriales. Un modelo que descentraliza y democratiza la producción energética, que evita la creación de oligopolios como el actual y que permite conservar la biodiversidad y el patrimonio natural.

Sin embargo, las instituciones vascas,en este caso de la mano de Iberdrola, siguen avanzando en un modelo energético que perjudica gravemente los intereses de la ciudadanía y el patrimonio natural alavés. Dicho modelo está basado en los megaproyectos de huertos solares como los ya aprobados en el entorno de Arasur y los futuros megaparques eólicos que pretenden destruir los montes alaveses. Por ello, EQUO Berdeak insta a la ciudadanía a movilizarse contra estos grandes proyectos para reclamar un modelo energético descentralizado y ciudadano, compatible con la protección de la biodiversidad y el patrimonio natural alavés.