EQUO Berdeak busca el respaldo de los grupos municipales para impedir que el Gobierno de Urtaran conceda la licencia para el pozo Armentia-2

Vitoria-Gasteiz
  • El concejal de EQUO Berdeak, Óscar Fernández, ha registrado una moción con el objetivo de decretar la suspensión de concesiones de licencias urbanísticas mientras la Justicia no resuelva las discrepancias detectadas en la declaración de impacto ambiental y durante la tramitación del proyecto de Ley de Cambio Climático 

Para EQUO Berdeak resulta inconcebible la pretensión del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, que, en connivencia con el Gobierno Vasco, trata de aprobar la licencia para iniciar el proyecto de sondeo exploratorio convencional de hidrocarburos Armentia-2, promovido por la sociedad pública SHESA.

EQUO Berdeak, además de reclamar ayer a través de un comunicado al equipo de Gobierno de Gorka Urtaran que actúe con responsabilidad y coherencia y deniegue a SHESA la licencia de actividad, quiere conseguir el respaldo del Pleno del Ayuntamiento para que se impida la concesión de la licencia. Por este motivo llevará al Pleno del 23 de diciembre este delicado asunto que tanta preocupación ha generado no sólo en el seno del partido ecologista sino entre diferentes sectores y organizaciones civiles contrarias a este controvertido proyecto.

Para el partido verde de Euskadi la petición de SHESA carece de sentido una vez aprobada en el Congreso de los Diputados el pasado mes de julio la enmienda de EQUO Berdeak que exige eliminar los trabajos de investigación sobre combustibles fósiles y a las puertas de la futura Ley de Cambio Climático que tramita el Gobierno central, que ahondará, salvo sorpresas, en esta línea.

Por ello, la moción presentada por Fernández contempla la suspensión de concesiones de toda clase de aprobaciones, autorizaciones y licencias urbanísticas durante la tramitación del proyecto de Ley de Cambio Climático. Así mismo, se pide interrumpir la aprobación de las mismas hasta que no queden resueltas en los tribunales las discrepancias normativas detectadas entre el Plan General de Ordenación Urbana de Vitoria-Gasteiz y la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos y el Plan Territorial Sectorial Agroforestal de la Comunidad Autónoma del País Vasco y que aparecen citadas en la declaración de impacto ambiental del proyecto.

Por último, la moción se completa en su último punto con una petición, que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz se reafirme en la incompatibilidad de los nuevos proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos con los objetivos climáticos establecidos por las Naciones Unidas y traspasados a la normativa y planificación europea.

“Es inadmisible que en una Green Capital esté sucediendo esto. En el camino de la transición energética no entran los combustibles fósiles. El gas es una energía del pasado y no va a dar solución ni a la crisis climática ni social. No cabe en la reconstrucción verde y justa que se trabaja en Europa. Sólo el ahorro energético, la eficiencia y la implantación masiva de energías renovables tienen cabida en una sociedad post-Covid justa y sostenible. Cuanto más tardemos en implantarlas, peor será el escenario en el que nos encontremos. El futuro sólo pasa por una Vitoria Gasteiz libre de combustibles fósiles” ha declarado el edil Oscar Fernández.