Elkarrekin presenta una enmienda a la totalidad porque la propuesta del gobierno municipal “genera más problemas que soluciones”

Uncategorized
  • El grupo municipal presenta una enmienda a la totalidad y 68 enmiendas parciales a la propuesta de nueva ordenanza de movilidad de Vitoria-Gasteiz.
  • Elkarrekin propone que todo el casco urbano se encuentre limitado a 30 km/h y que antes de prohibir la circulación de bicicletas por las aceras se cumpla el Plan Director de Movilidad Ciclista y se garanticen alternativas coherentes.

El grupo municipal Elkarrekin Vitoria-Gasteiz (Podemos-IU-Equo Berdeak) ha presentado hoy las enmiendas registradas a la propuesta de nueva ordenanza de movilidad, que engloban una enmienda a la totalidad y 68 enmiendas parciales. Elkarrekin considera que este proyecto no tiene como objetivo avanzar en los principios del Pacto Ciudadano por la Movilidad Sostenible sino que supone un paso atrás en las políticas de movilidad. “El gobierno municipal propone una nueva ordenanza que rompe el Pacto Ciudadano por la Movilidad Sostenible, firmado por diferentes agentes sociales y posteriormente aprobado por el Pleno municipal hace más de una década”, ha señalado el portavoz, Oscar Fernández.

El proyecto de ordenanza no refleja la prioridad a la movilidad sostenible que sigue el Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público. Claramente, la bicicleta es la gran perjudicada de este proyecto de ordenanza mientras que se continúa con la permisividad hacia el vehículo a motor que tantos problemas está generando en la convivencia urbana. El proyecto establece un cambio importante para la movilidad ciclista, retirando las bicicletas de las aceras y zonas peatonales. “Es incongruente y peligroso tomar esta decisión siendo conscientes del grave incumplimiento del Plan Director de Movilidad Ciclista. Apoyamos la filosofía que que las bicicletas y patinetes eléctricos no vayan por las aceras pero desde Elkarrekin no podemos apoyar una ordenanza que sea ineficaz o desincentive el uso de la bicicleta. Primero son necesarias las inversiones y luego, la normativa que introduzca estos cambios, no al revés”, ha añadido Oscar Fernández.

Elkarrekin tampoco entiende ni comparte ese falso debate que quiere el gobierno municipal de competencia entre los diferentes modos de movilidad sostenible. “Es necesaria una complementariedad entre los desplazamientos a pie, en bicicleta y en transporte público, cada cual con sus características propias. El objetivo, en consonancia con el Pacto Ciudadano, es la disuasión del uso del automóvil privado. Sin embargo, el proyecto de ordenanza parece más una competición entre las personas que caminan, las que van en bicicleta o VMP y las que utilizan el transporte público. La filosofía que desprende el proyecto es que, al final, el automóvil es quien sale reforzado”.

La irrupción de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y la entrada en vigor del Real Decreto 970/2020 hacen necesaria una adaptación de la actual ordenanza. Sin embargo, el gobierno municipal toma el camino de elaborar una nueva ordenanza que modifica sustancialmente la anterior y que rompe ese trabajo de confianza y consenso realizado hace una década. Elkarrekin considera un error presentar este proyecto de ordenanza, sin haber terminado la revisión del Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público, y sin el trabajo de debate y consenso previo entre los grupos municipales y el Elkargune de Movilidad. Este camino contrario al que se tomó hace una década para la elaboración de la ordenanza vigente solo está avocado al fracaso en su aprobación y en su puesta en práctica.

Por todo ello, Elkarrekin solicita al gobierno que, antes de prohibir la circulación de bicicletas por las aceras y zonas peatonales se asegure el calmado de tráfico, el cumplimiento del Plan Director de Movilidad Ciclista y la existencia de alternativas coherentes para bicicletas y VMP. Además, en coherencia con este punto y para garantizar la convivencia, la seguridad ciudadana y la calidad del aire, Elkarrekin propone que todo el casco urbano se encuentre limitado a 30 km/h declarando a Vitoria-Gasteiz Ciudad 30.