Elkarrekin pide que el Gobierno Vasco abone el coste del transporte niños y niñas de Errekabarri tras el retraso en su apertura

Vitoria-Gasteiz
  • Aunque hoy se inicia el curso escolar, el Gobierno Vasco no ha cumplido su compromiso de poner en marcha el CEIP Errekabarri, que se retrasa hasta final de año
  • En abril de este año el Ayuntamiento aprobó una partida superior a 50.000 euros para costear el traslado de los niños y niñas afectadas por el retraso al CEIP Cándido Ruiz de Garibay de Zaramaga.
Declaraciones de Óscar Fernández

En el inicio del curso escolar, el grupo municipal Elkarrekin Vitoria-Gasteiz (Podemos, Ezker Anitza IU, Equo Berdeak) denuncia el retraso que sufre el CEIP Errekabarri, un centro responsabilidad del Departamento de Educación del Gobierno Vasco.  Después de cinco años de retraso en su construcción, finalmente la consejera de Educación se comprometió a su apertura al inicio de este curso 2019-2020. Sin embargo, el CEIP Errekabarri no estará completado, como mínimo, hasta diciembre de este año.

Ante esta situación, Elkarrekin Vitoria-Gasteiz denuncia el perjuicio que esta situación va a causar en las 500 familias afectadas, ya que sus hijos e hijas tendrán que trasladarse un año más al CEIP Cándido Ruiz de Garibay de Zaramaga, un centro ya saturado. Los sucesivos retrasos en las obras de Errekabarri provocaron que, el pasado mes de abril, el anterior equipo de Gobierno aprobase un aumento económico, de más de 50.000 euros, en la partida del convenio con el AMPA Errekabarri para asegurar un transporte escolar que trasladase a estos niños y niñas al centro escolar de Zaramaga. El grupo municipal Elkarrekin Vitoria-Gasteiz ha pedido al Gobierno vasco que asuma esa cantidad ya que es el único responsable del retraso en la apertura del CEIP Errekabarri.

“El único responsable del retraso de la apertura del CEIP Errekabarri es el Gobierno Vasco, quien ha incumplido su palabra de puesta en marcha este mes de septiembre. Por ello, debe asumir su responsabilidad y sufragar el transporte de los niños y niñas afectadas, una cantidad que asciende a los 51.000 euros”, ha señalado el portavoz de Elkarrekin, Oscar Fernández.