Elkarrekin pide ceder las 120 viviendas de Olarizu al Gobierno Vasco para que las rehabilite y ponga a disposición de jóvenes en régimen de alquiler

Vitoria-Gasteiz

Tras conocer que no existen daños estructurales en las Viviendas, Oscar Fernández defenderá mañana en Ensanche 21 la cesión al Gobierno vasco.

Estas viviendas deberán estar destinadas, dentro del Plan de Vivienda de Gobierno vasco, a personas jóvenes en régimen de alquiler, uno de los colectivos más vulnerables en el acceso a la vivienda.

Declaraciones de Oscar Fernánadez

La semana pasada, Oscar Fernández dio a conocer las conclusiones de los técnicos de la sociedad municipal Ensanche 21 donde se constataba que las viviendas situadas en la avenida de Olarizu no presentan daños estructurales y, por tanto, se puede llevar a cabo un proyecto de rehabilitación integral de las mismas. Mañana, en el consejo de Ensanche 21, Fernández defenderá una batería de propuestas con el fin de aprobar un proyecto de rehabilitación integral y alquiler social para jóvenes.

El portavoz de Elkarrekin Vitoria-Gasteiz (Podemos, Ezker Anitza IU, Equo Berdeak), recuerda que hace un año hubo un acuerdo entre Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para que el Consistorio cediera los pisos vacíos municipales a Alokabide. El Gobierno Vasco por su parte debería correr con los gastos asociados a la rehabilitación de las viviendas. Por lo tanto, Oscar Fernández cree que las viviendas de la avenida de Olarizu, tras un estudio arquitectónico exhaustivo, es el lugar indicado para poner en marcha un proyecto de rehabilitación integral, cuya financiación corriese a cargo del Gobierno Vasco, para poner a disposición estas 120 viviendas en alquiler social para jóvenes. 

“Ya sabemos que no hay excusas arquitectónicas y sabemos que el Gobierno Vasco está interesado en rehabilitar viviendas municipales en Vitoria-Gasteiz. Urtaran debe cumplir la palabra que dio hace un año y ceder las viviendas municipales en desuso para que éstas sean destinadas a personas jóvenes. No supondría coste económico ni al Ayuntamiento ni a Ensanche 21, al contrario que su derribo, que sí supondría una merma importante en las maltrechas arcas de la sociedad municipal. El Alcalde debe alejarse de la oposición destructiva del Partido Popular y dar solución al problema de la vivienda en nuestra ciudad”, destaca Fernández.