Elkarrekin llevará a pleno la creación de una tarjeta de vecindad que garantice los derechos a toda la ciudadanía

Vitoria-Gasteiz
  • A día de hoy, las personas migrantes y refugiadas viven más situaciones de exclusión social, tienen limitado el ejercicio de algunos derechos de ciudadanía, y sufren racismo y xenofobia.
  • Gemma Zubiaurre destaca que la tarjeta de vecindad ayudará a facilitar el arraigo de todas las personas y evitar así expulsiones. 
Declaraciones de Gemma Zubiaurre

Gemma Zubiaurre, concejala de Elkarrekin Vitoria-Gasteiz (Podemos, Ezker Anitza IU, Equo Berdeak), ha presentado hoy la moción que defenderá en el próximo pleno municipal. Dicha moción propone la creación de una tarjeta de vecindad, denominada “Hemengoa naiz”, que permita facilitar el arraigo y el empadronamiento de las personas que se encuentran en situación irregular, así como el acceso a servicios y recursos municipales que sustituya en aquello en que no sea legalmente indispensable el documento identificativo en vigor.

Numerosas vecinas de origen extranjero que viven en Vitoria-Gasteiz se encuentran en situación administrativa irregular. Aunque las comunidades autónomas no tienen asignadas competencias en materia de extranjería, sí son propias las competencias en materia de integración social y también son muchas las iniciativas que se pueden poner en marcha desde los Ayuntamientos en este sentido. A muchas personas en esta situación, la ley de extranjería no deja otro camino  más que sobrevivir durante tres años en situación administrativa irregular. Esto implica la exposición a posibles detenciones, expulsiones o sanciones administrativas económicas que, sin duda, dificultan su inclusión. Además, durante este tiempo, estas personas desarrollan su vida en situación de riesgo, precariedad e inseguridad.

Esta realidad es cada vez más frecuente en Euskadi y, por ello, precisa de una respuesta por parte de los partidos políticos en aras a ser coherentes con el V Plan de Interculturalidad, Convivencia e Inmigración del Gobierno Vasco que incardina las políticas de atención a las personas migrantes y refugiadas en Euskadi y que plantea, entre sus objetivos básicos, la promoción de la convivencia intercultural. En concreto, como medida estratégica 4.1, se establece, para el primer semestre de 2019, la creación de una mesa de trabajo específica para el estudio del marco legal que permita llegar al máximo de las competencias autonómicas en el ámbito de la inmigración, extranjería y convivencia, con especial atención a lo referente a los requisitos para el arraigo, permisos de trabajo, de residencia, etc. 

“Desde Elkarrekin Vitoria-Gasteiz consideramos que, en este marco, encaja el estudio y puesta en marcha de la iniciativa “documento de vecindad” inspirada en los modelos de las ciudades de Madrid, Barcelona o Valencia, como herramientas que permitan facilitar el acceso al arraigo de estas personas, adaptando la propuesta a la realidad de Euskadi y facilitando de ese modo, la inclusión de las personas migrantes y refugiadas”, ha señalado Zubiaurre. “Por ello, presentamos la iniciativa del documento de vecindad “Hemengoa naiz” enfocada a consolidar la permanencia y arraigo de estas personas, posibilitar y facilitar el acceso a la documentación administrativa que autoriza la residencia y/o el trabajo en el Estado, al tiempo que puede ser utilizado como mecanismo de defensa en los procedimientos de internamiento en CIE y/o expulsión”, ha explicado la concejala.

¿Qué puede aportar la tarjeta de vecindad a las vidas de la ciudadanía?

1. Acceso a servicios y recursos municipales: mediante un documento que “sustituya” en aquello en que no sea legalmente indispensable el documento identificativo en vigor. Este documento no sustituirá en ningún caso la documentación identificativa, ni el informe de arraigo, ni el pasaporte u otra documentación identificativa, ni el empadronamiento.

2. Facilitar el arraigo: una tarjeta de estas características puede ayudar a que las personas tengan parte de la documentación y la información que acredita dichas características de manera fácil y conjunta. 

3. Acceso al empadronamiento y/o facilitar que se mantenga: Las personas migrantes tienen en ocasiones dificultades con su documentación identificativa (retrasos en la renovación, imposibilidad de pagar la renovación o la expedición de un pasaporte, u otros). En estas ocasiones y teniendo en cuenta de que en ningún caso esta documentación pueda ser sustitutiva de la documentación legal de identificación, sí que puede servir para cubrir algunas cuestiones, por ejemplo, los trámites de renovación de padrón (cada dos años las personas extranjeras deben de renovar sus inscripciones padronales).

4. Identificación: En ocasiones hay identificaciones (algunos pasaportes o lo que se llama la tarjeta roja de asilo o la verde de apatridia) que pueden generar dudas o que si las encuentra una persona que no es experta o no conoce puede entenderlas como documentaciones que no son válidas para la identificación. En estos casos, es fundamental que la tarjeta de vecindad pueda servir en los servicios municipales. 

5. Evitar expulsiones: Cuando una persona en situación administrativa irregular es detenida por la policía nacional y se le abre un expediente de expulsión, las personas tienen 48 horas para poder acreditar su arraigo y encontrar razones para evitarla. Si esta detención se produce en el fin de semana, muchas veces resulta difícil acreditar o encontrar toda la documentación.