Elkarrekin denuncia que hay más de 400 edificios municipales aún sin pasar la ITE y pide al Gobierno un plan energético

Vitoria-Gasteiz
  • La Ley de Sostenibilidad Energética de Euskadi obliga a las administraciones a aumentar la calificación energética del 40% de los edificios para 2030.
  • Oscar Fernández señala que la transición energética se debe comenzar sin demora y, por ello, reclama un plan. 

Oscar Fernández, portavoz de Elkarrekin Vitoria-Gasteiz (Podemos, Ezker Anitza IU, Equo Berdeak), ha denunciado hoy que existen más de 400 edificios propiedad del Ayuntamiento sin pasar la Inspección Técnica de Edificios y, por tanto, sin certificado energético. Fernández ha recordado al concejal delegado de Administración Municipal, señor Rodríguez, que la Ley de Sostenibilidad Energética de Euskadi obliga a las administraciones vascas, entre otras, a que el 40% de los edificios existentes de cada administración pública vasca, cuyo nivel de calificación energética fuera inferior a B, deberán mejorar dicha calificación hasta el nivel B, como mínimo, antes del año 2030.

De los 44 edificios certificados hasta 2018, únicamente existen 3 con calificación A (EIM Henrike Knorr, CC Zabalgana y Palacio Europa) y 7 con calificación B. Esta realidad supone que el Ayuntamiento deberá hacer un gran esfuerzo económico para cumplir con lo estipulado en la Ley vasca. Por ello, Oscar Fernández ha reclamado al Gobierno municipal que elabore un Plan Energético para los edificios municipales que establezca, de forma clara y realista, cuánto dinero hay que invertir en ellos para alcanzar certificaciones A y B, y en qué plazos estipula estas actuaciones.

Por poner algunos ejemplos, los proyectos elaborados en la pasada legislatura de eficiencia energética y renovable en ocho edificios municipales (Frontones Mendizorroza, Policía Municipal, Bomberos, CC Hegoalde, Oreitiasolo, CC Lakua 03, CC Judizmendi y Polideportivo Abetxuko) reflejan la necesidad de una inversión de más de 17 millones de euros.

“Es necesario seamos muy consciente del reto que tenemos delante. Durante la legislatura pasada, el Gobierno municipal miró para otro lado en este asunto. Esta actitud debe cambiar de forma inmediata. Además de los compromisos climáticos que hemos adquirido como Green Capital, la Ley vasca nos pone unos deberes muy claros. Debemos acometer la transición energética sin más demora y para ello necesitamos un Plan”, ha señalado Fernández.